ESCÁNDALO: ¡ ALCALDE DE PIEDECUESTA DESPILFARRA DINEROS PÚBLICOS COMPRANDO VALLAS PARA PUBLICITAR SU IMAGEN !

CHUCHO BECERRA ALCALDE DE PIEDECUESTA

CHUCHO BECERRA ALCALDE DE PIEDECUESTA

El Alcalde del municipio de Piedecuesta Angel de Jesús Becerra Ayala, quien a lo largo de sus más de tres años de mandato no ha dado mayores muestras de transparencia ni de buen manejo de los recursos públicos, acaba de dar otra evidencia de su estilo despilfarrador de los dineros oficiales.

Recordemos que apenas comenzando su gobierno lo primero que hizo fue comprarse con dineros del municipio una lujosa camioneta cero kilómetros blindada para su uso personal; luego se registraron escándalos de chanchullos con el cobro ilícito de varios cheques en la empresa Piedecuestana de Servicios que él preside; también fue acusado de ir a un motel, (lugar para citas sexuales), en la camioneta de la alcaldía; posteriormente quiso construir un parqueadero bajo el parque principal para entregárselo a un particular; varias veces ha sido señalado de participar en política partidista, y contra él actualmente se adelantan tres procesos disciplinarios en la Procuraduría General de la Nación.

Pues ahora le ha dado por comprar vallas publicitarias para instalarlas en diferentes lugares del municipio y darse vitrina con las gestiones supuestamente ejecutadas por su gobierno.

PROCESO ACELERADO

Becerra Ayala invertirá 28 millones de pesos del presupuesto de la Alcaldía para comprar cinco vallas y darse vitrina en este año electoral.

Pero además del fondo del asunto, llaman la atención las fechas del cronograma fijado en este evento.  Hubo una gran velocidad.

Se trata del proceso administrativo número SG-MC-022-2015 de la Alcaldía de Piedecuesta.

DE TRANSPARENCIA Y BUEN MANEJO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS... POCÓN... POCÓN...

DE TRANSPARENCIA Y BUEN MANEJO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS… POCÓN… POCÓN…

La publicación de la invitación se fijó el martes 21 de Abril entre las 8 de la mañana y las 6 de la tarde; el plazo para la presentación de las propuestas se abrió al día siguiente, miércoles 22 de Abril a las 8 de la mañana y se cerró ese mismo día a las 6 de la tarde. Es decir, solo duró abierto 8 horas hábiles de oficina.

Como quien dice, todo el proceso: invitación, presentación y cierre, solo duró dos días, (16 horas hábiles de oficina en total). Esta clase de procedimientos abreviados generalmente duran entre 7 y 10 días hábiles.

EL MATERIAL

De acuerdo con los términos de la invitación, con este proceso la Alcaldía de Piedecuesta habrá de comprar cinco vallas publicitarias de las siguientes dimensiones: la primera de 12 por 4 metros; la segunda de 10 por 4 metros; la tercera de 4 por 2 metros; la cuarta de 6 por 3 metros, (ésta deberá ser móvil), y la quinta de 1 por 1 metro. Además se incluyen tres lonas.

Por tratarse de un proceso de mínima cuantía, la Alcaldía escogerá a dedo al ganador entre los tres proponentes invitados.

Dicen los pliegos de condiciones que las cinco vallas se destinarán “para la rendición pública de cuentas del señor Alcalde ante la comunidad”.  Y se estipula un plazo de siete meses al ganador para el suministro de los materiales.  Esto significa que la alcaldía podrá pedir al contratista las vallas una a una, cuando lo estime conveniente, entre los meses de Mayo y Noviembre de este año.

Becerra es el único alcalde de Colombia que resuelve comprar vallas con dineros públicos para las rendiciones de cuentas.

Líderes comunales de Piedecuesta, enterados de esta compra y entrevistados por nosotros, no dudaron en calificar de “innecesario despilfarro” la compra de estas cinco vallas y subrayaron que, entretanto, pequeñas obras sanitarias o educativas de gran urgencia y de beneficio social habrían podido atenderse con esos 28 millones de pesos.

Y además, recalcaron que solo en su último año de gobierno el Alcalde Chucho Becerra hubiese resuelto comprar estos sistemas publicitarios, justamente cuando ya se adelantan las campañas electorales para escoger a su sucesor en Octubre próximo, en unas elecciones en las que él tiene un claro interés personal por favorecer a uno de los candidatos en disputa.

———