ATENCIÓN: LA CORRUPCIÓN TAMBIÉN LLEGÓ A LAS UNIDADES TECNOLÓGICAS DE SANTANDER

OMAR LENGERKE, RECTOR DE LAS UNIDADES TECNOLÓGICAS DE SANTANDER

La corrupción, que ha tocado las más diversas entidades gubernamentales del gobierno desde la Presidencia de la República hasta las alcaldías de pequeños municipios, habría llegado a las Unidades Tecnológicas de Santander –UTS- bajo la rectoría de Omar Lengerke Pérez.

Las UTS son un ente educativo de carácter tecnológico-universitario dependiente de la Gobernación de Santander.

La presencia de la corrupción en esa institución fue advertida por el Comité de Transparencia de Santander tras analizar la forma como el rector Lengerke Pérez está adjudicando millonarios contratos.

Según este Comité, se han detectado irregularidades en los procesos precontractuales. Existen inconsistencias en los estudios de adjudicación que no se ajustan a la realidad, documentos escaneados de manera borrosa y requisitos habilitantes muy específicos que direccionan los procesos hacia determinado oferente.

La directora del Comité de Transparencia, Juliana Acevedo, en declaraciones a Vanguardia Liberal afirmó que: “Situaciones como no permitir el acceso a la propuesta del participante cuando estos son documentos públicos; exigir programación de obra a los posibles oferentes y no al adjudicatario; mezclar elementos de procesos de obra civil con elementos de suministros y exigencias específicas en la experiencia, son situaciones irregulares que merecen ser intervenidas por los entes de control competentes”.

Mencionó como ejemplo la situación que se vivió cuando las UTS adjudicaron un contrato para la adecuación e implementación de la Unidad de Educación Virtual, que a pesar de ser un proyecto netamente tecnológico, fue licitado como una obra civil.

“Aunque es claramente un proyecto tecnológico, ellos (UTS) decidieron licitar como una obra civil pidiendo dentro de los requisitos que el oferente tuviera experiencia en construcción de un edificio de $1.200 millones (costo del contrato), lo que claramente es un direccionamiento”, agregó María Juliana Acevedo.

Las Unidades Tecnológicas cuentan con un presupuesto departamental de $57 mil millones de los cuales $35 mil millones son destinados a docencia; $10 mil millones en nómina y gastos de funcionamiento y para inversión cerca de $12 mil millones.

Además de ello, el gobierno nacional también gira a las UTS cada año miles de millones de pesos especialmente para la construcción de obras civiles.

———