BALANCES : EL ALCALDE HERNÁNDEZ Y EL GOBENADOR TAVERA SE BURLARON DE SUS ELECTORES

EL ALCALDE DE BUCARAMANGA RODOLFO HERNÁNDEZ Y EL GOBERNADOR DE SANTANDER DIDIER TAVERA

Termina el segundo año administrativo de los mandatarios elegidos en el 2015 y no se puede hablar de buenos balances, al menos en cuanto a la alcaldía de Bucaramanga y la gobernación de Santander se refiere.

Transcurrida la mitad de su mandato, se observa una gran distancia entre lo que prometieron en sus campañas electorales y lo que efectivamente han venido haciendo. En cambio, en ambas dependencias la corrupción ha hecho presencia.

BUCARAMANGA

Al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández se le reconoce su lucha por descubrir y denunciar los chanchullos cometidos por el exalcalde Lucho Bohórquez. Tanto, que por esas denuncias este último está en la cárcel.

Pero se ha burlado de los electores. Ya dijo que no hará las 25 mil viviendas prometidas a los pobres y que tampoco cumplirá con la solución a la crisis sanitaria generada por las basuras. No ha sido capaz de recuperar el sistema de transporte Metrolínea; tampoco ha sido capaz de solucionar el caos de los trancones vehiculares; las calles cada día están más invadidas de vendedores ambulantes y de ladrones; la inversión social, la de cultura y la de turismo, están en cero; por su mala gestión administrativa y financiera Bucaramanga descendió de categoría; está proponiendo la creación de nuevos impuestos para afectar a los más pobres a pesar de su ilegalidad como el de la telefonía celular; su apoyo a la salud y la educación ha sido nulo; y la piratería en el transporte público cada día es mayor.

Y lo peor. Cierra este segundo año con un grave escándalo de corrupción. Su hijo pactando en una Notaría una comisión de 300 mil millones de pesos a cambio del contrato que había jurado adjudicar su papá a la empresa Vitalogic para el tema de las basuras. Menos mal que se le atravesó la Procuraduría. De lo contrario lo hubiese adjudicado.

SANTANDER

Tampoco le ha ido bien al gobernador de Santander Didier Tavera Amado. Había muchas expectativas por lo que sería su gobierno pero dos años después solo hay decepciones.

No ha ejecutado ninguna de las obras de infraestructura prometidas en su campaña electoral en las diferentes provincias. No se le conoce ninguna gestión efectiva ante el gobierno nacional para remediar tantas dificultades que en vías, salud y educación afrontan los 87 municipios del departamento; dejó caer el importante flujo turístico que durante los últimos 12 años había generado empleo y divisas a esta región del país; su gobierno está dedicado abiertamente a la politiquería; no ha construido ni un solo kilómetro de carreteras; ha hecho los nombramientos de sus subalternos por recomendaciones electoreras y no por méritos; y mantiene en la orfandad al deporte y a la cultura.

En cambio ha estado dedicado a los tejemanejes de la politiquería pactando acuerdos y haciendo nombramientos para favorecer a sus parientes y allegados con la mira puesta en las elecciones del año entrante.

Como si fuera poco, la corrupción también ha estado presente en el gobierno de Tavera. Su secretaria de  Educación Ana de Dios Tarazona está en la cárcel por las irregularidades cometidas en la adjudicación del anterior Plan de Alimentación Escolar -PAE- y ya fueron detectadas nuevas y más graves anomalías en el contrato que está próximo a adjudicar para el PAE del año entrante.

YA NO HAY TIEMPO

De acuerdo con la historia político-administrativa de Colombia, en los dos años que les quedan Hernández y Tavera ya no podrán enderezar las cargas. Las elecciones a Congreso y Presidencia del año entrante, y las de alcaldes y gobernadores en el 2019, paralizarán prácticamente los gobiernos locales y departamentales.

Las leyes de garantías electorales y la mecánica política, impedirán a los mandatarios gobernar con eficiencia en los 24 meses que les quedan. Lo que no hicieron en los primeros dos años ya no podrán hacerlo en los dos años que faltan.

Lástima. Los bumangueses y los santandereanos hoy se sienten decepcionados frente a las promesas que les plantearon Hernández y Tavera cuando pidieron y recibieron su voto en los comicios de Octubre de 2015.

——-