CADA AÑO APARECEN 55 NUEVOS LEPROSOS EN SANTANDER

lepra 6 (Copiar) (2)

Con el fin de disminuir la cadena de transmisión de la enfermedad de Hansen-Lepra en el Departamento, la Secretaría de Salud de Santander ha proyectado para este año un plan de acción que busca el diagnóstico oportuno para evitar la discapacidad ocasionada por la enfermedad.

Así  lo anunció la Secretaria de Salud de Santander,  Alix Porras Chacón, al indicar que se fortalecerán  las actividades de búsqueda activa de sintomáticos de piel y sistema nervioso periférico.

En el marco del día mundial de lucha contra la lepra,  este jueves 29 de enero, la coordinación del programa de TB y lepra del departamento y el Instituto Nacional de Salud, llevaron a cabo una jornada de capacitación en Hansen-Lepra, para todos los médicos, coordinadores del Programa de Lepra de las ESE, IPS, EPS, jefes de enfermería y bacteriólogos del Departamento.

La lepra en Santander

Santander presenta un alto registro de la enfermedad a nivel nacional.  Acá se diagnostican 55 casos nuevos de lepra cada año. Por ello, el  programa de lepra del departamento  busca reforzar para el presente año las acciones de sensibilización sobre la existencia de la enfermedad de Hansen, con el fin de realizar tratamientos oportunos en los pacientes y prevenir la discapacidad física, permanente y progresiva de los afectados.

La lepra es una enfermedad bacteriana e infecciosa que ataca la piel, por lo que el aislamiento conlleva un alto impacto psicológico en las relaciones sociales, laborales y familiares para el afectado. Siendo una enfermedad curable es importante que los pacientes inicien a tiempo los tratamientos los cuales son sencillos, eficaces y gratuitos.

La Secretaria de Salud de Santander recordó que el diagnóstico precoz y el inicio temprano del tratamiento es la mejor estrategia para eliminar la enfermedad, la cual, por miedo a la marginación y  el desconocimiento de los tratamientos, hace que los pacientes oculten su situación.

Durante el 2014 la tasa de incidencia fue de 2.6 casos por 100.000 habitantes, la prevalencia fue de 0.26 casos por 10.000 habitantes lográndose la meta nacional de mantener la prevalencia a menos de un caso por 10.000 habitantes.

lepra 7 (Copiar)

La enfermedad

Los síntomas pueden tardar hasta 20 años en aparecer.  En sus primeras manifestaciones se ven pequeñas manchas en la piel, así como adormecimiento en manos y pies con pérdida de la sensibilidad y congestión nasal; las zonas afectadas toman una coloración distinta al resto de la piel y a menudo se acompañan estos síntomas con parálisis muscular y huesos frágiles en manos y pies y tardíamente se distorsiona el rostro.

En la piel aparecen manchas con disminución o pérdida de la sensibilidad, del vello y/o de la transpiración. Según la forma clínica pueden presentarse nódulos (lesiones tubérculo – nodulares llamadas lepromas) y engrosamiento de la piel (placas, infiltración) y/o nervios periféricos con dolor espontáneo o a la compresión. Generalmente se produce un trastorno de la sensibilidad que va desde un leve adormecimiento a una anestesia total.

Así, poco a poco, por falta de cuidado y de un tratamiento oportuno, las heridas se infectan ocasionando un daño que al cabo del tiempo produce las discapacidades  y deformidades que todos conocemos. Se puede presentar una obstrucción nasal persistente, con o sin  hemorragia. Además hormigueos (disestesias, parestesias) en pies y manos.

Tratamiento

La forma de prevención consiste en evitar el contacto físico cercano y prolongado con personas enfermas, que no hayan sido sometidas a tratamiento. Los enfermos dejan de ser agentes infecciosos cuando dan inicio al tratamiento.

El tratamiento es ambulatorio pues no requiere hospitalización de ningún tipo, la medicación consta de la ingesta de tres medicamentos vía oral junto con la combinación de fármacos específicos; es extensivo entre seis meses y dos años y se entrega a través del programa Departamental de Lucha contra la enfermedad de Hansen o lepra, en la Secretaría de Salud de Santander.

——-