CAMINOS REALES Y SERVIDUMBRES (POR JAIME FORERO GÓMEZ)

JAIME FORERO GÓMEZ

Por Jaime Forero Gómez

Los caminos reales son las vías que diseñaron los españoles durante la colonia para unir los diferentes pueblos en la Nueva Granada.

Santander es uno de los departamentos con más caminos reales, diferentes a los que diseñó Lengerke en el siglo XIX. Estos caminos eran construidos en forma similar a los romanos en Europa respetando la flora y fauna presente en cada región. Unos caminos famosos en el mundo por el gran peregrinaje católico, los de Compostela, siendo en sus inicios, similares a los de Zapatoca. Además, a través de esos caminos manejaban el agua presente en quebradas, río y humedales para consumo de los viajeros y vecinos de las vías, respetando la naturaleza.

Hoy es obligación nuestra preservar esos caminos reales, fuentes de historia, generadores de turismo y llenos de recuerdos de nuestros valientes antepasados.

Caminarlos es conocer historia, ver paisajes hermosos, ejercitarse, divertirse, descansar y los caminos que atraviesan los cañones en las zonas descritas son también epicentro de observación de aves por la cantidad de especies que los anidan.

Quisimos transitar los que pasan por Zapatoca y los que bajan por el Cañón del Chicamocha a la altura de la vereda Carrizales en la Mesa de los Santos.

En muchos segmentos no existen. Los propietarios de tierras, fincas y parcelas colindantes, olímpicamente y sin ningún respeto, corrieron las cercas, apropiándose de la tierra por donde pasan, destruyendo Bienes de Interés Cultural del Ámbito Nacional.

A nivel de la vereda Carrizales, en la Mesa de los Santos, el propietario de la tierra se apropió de la servidumbre que llevaba al camino real, sin consultar ni pedir permiso a nadie, cambiándola por un camino imposible de transitar, tomando “prestadas” tierras no suyas.

¿Dónde están los alcaldes encargados de respetar, reconstruir y mantener estos caminos históricos? Es tiempo de recuperar esas tierras.

Dicen las “malas lenguas” que los artífices del saqueo y destrucción de los caminos tanto en Zapatoca y los Santos son personajes públicos, quienes deberían dar ejemplo y no apropiarse de tierras, casi patrimonio histórico de la humanidad, ayudando a su mantenimiento y conservación.

(vanguardia.com)

——-