CLAUDIA NAYIBE LÓPEZ : LA CANDIDATA PRESIDENCIAL DE LOS ALARIDOS

La presencia de Claudia Nayibe López como candidata presidencial, no le pondrá talante al debate, pero sí le aumentará muchos decibeles

CLAUDIA NAYIBE LÓPEZ, CANDIDATA PRESIDENCIAL DEL PARTIDO VERDE

Claudia Nayibe López, conocida como la senadora gritona, ha logrado posicionarse en la política nacional a punta de incoherencias, mentiras, calumnias, señalamientos temerarios y, por supuesto, alaridos.

Es, sin lugar a dudas, la persona con más denuncias interpuestas en su contra por los delitos de calumnia e injuria. Todo aquel que se atreva a contradecirla o a no estar de acuerdo con sus posiciones apasionadas y muchas veces irreflexivas, inmediatamente es calificado por ella con los peores términos. Todos sus contradictores terminan tildados de “paramilitares”, “bandidos” o “ladrones”.

Esa fórmula de descalificar con calumnias al que se le pase por el frente, le dio resultado, sobre todo en los sectores apáticos de la sociedad colombiana que tienden a creer que “todos los políticos son unos ladrones”. Claudia Nayibe, cual demagoga, se concentró en explotar aquel sentimiento de rechazo hacia la política con un éxito innegable. Sin ningún antecedente electoral, en 2014 llegó al senado gracias a los 81.045 colombianos que votaron por ella.

Lleva 3 años en el congreso, insultando a sus colegas e inventando toda suerte de fábulas que le han servido para alimentar la percepción que se ha tejido en torno a ella en el sentido de que es la abanderada de la lucha contra la corrupción.

Habla de transparencia, cuando ella y la mujer con la que tiene una sociedad conyugal de hecho, violaron las reglas electorales pues la ley impide que las dos personas que integran una pareja se inscriban por el mismo partido.

Claudia Nayibe, la que se muestra como la más pulcra y honesta, al verse demandada ante el consejo de Estado, negó su relación con Angélica Lizbeth Lozano, hecho que las salvó a ambas de perder la investidura parlamentaria.

Ha calificado a los congresistas que se ausentan de las sesiones de “ladrones”, por percibir su salario sin cumplir el deber que les fue delegado por la ciudadanía, pero ella es una de las más connotadas ausentistas, tal y como en su momento lo documentó este portal.

Quiere ser presidenta de Colombia. La democracia y la ley se lo permiten, como en su momento  se lo permitieron al cantautor barranquillero Mario Gareña, a Regina 11 o al matador de toros Rodolfo Rincón, El Tunjo. Será la candidata por el partido Verde, colectividad que contrató una encuesta para decidir quién correría por la presidencia en las elecciones del año entrante.

En el sondeo se incluyeron los nombres de Claudia Nayibe López y Antonio Navarro. La primera obtuvo el 34%, el segundo el 17%, pero lo interesante es que el 46% manifestó que ninguno de los dos debería serlo.

La presencia de Claudia López en la contienda presidencial, si bien no le pone talento ni talante, sí garantiza que le agregará unos cuantos decibeles al debate, pues las controversias con ella son a los físicos alaridos, como si la democracia fuera una popular plaza de mercado en la que los razonamientos son silenciados por los gritos y los insultos.

(@IrreverentesCol)

———