COMIENZAN A DESMORONARSE “LA LÓGICA, LA ÉTICA Y LA ESTÉTICA” DEL ENTRANTE ALCALDE DE BUCARAMANGA

EL ALCALDE ENTRANTE RODOLFO HERNÁNDEZ Y SU SOBRINA VALENTINA MANTILLA

EL ALCALDE ENTRANTE RODOLFO HERNÁNDEZ Y SU SOBRINA VALENTINA MANTILLA

No se ha posesionado, y ya comienzan a aparecer dudas sobre el cumplimiento de las promesas que contra la corrupción hizo en su campaña política el alcalde electo de Bucaramanga Rodolfo Hernández.

Cabe recordar que durante su campaña electoral, Hernández usó el eslogan de “ética, lógica y estética”, para enmarcar lo que habría de hacer su gobierno en materia de lucha contra la corrupción que, según él, encarna la saliente administración del alcalde Lucho Bohórquez.

Pues bien. La Junta Directiva de Neomundo, (Instituto Interactivo de Ciencia y Tecnología de Bucaramanga), acaba de elegir como nueva Gerente General de la entidad a Valentina Mantilla Oliveros, sobrina del alcalde electo Rodolfo Hernández.  Y ella ya se posesionó contando para ello con el visto bueno de su tío-alcalde entrante.

Si bien es cierto que se trató de un acto soberano de la actual junta directiva en el que nada tuvo que ver el electo Hernández, no es menos cierto que una vez se posesione, será él quien entre a ejercer funciones como jefe de su sobrina. Según los estatutos de Neomundo, Mantilla permanecerá en ese cargo durante cinco años, es decir, un año más de lo que habrá de permanecer su tío en la alcaldía.

De la Junta Directiva de Neomundo hacen parte, entre otros, el alcalde de Bucaramanga, su subalterno director del Instituto Municipal de Cultura, su subalterno gerente del Acueducto y su subalterno gerente del Área Metropolitana.  A estos tres últimos los escoge el alcalde.

De ñapa, Valentina Mantilla Oliveros fue hasta la semana pasada la mano derecha del saliente alcalde Bohórquez en su condición de asesora personal del despacho. Es decir, ocupó un cargo muy importante en la saliente administración “corrupta de Bohórquez”, como la llama Hernández.

Y era cierto. En la alcaldía, para obtener empleos, órdenes de prestación de servicios, contratos y citas, era obligatorio pasar primero por el visto bueno de Valentina Mantilla Oliveros quien, de paso, es hija de la Secretaria de Desarrollo Social del saliente “gobierno corrupto” de Lucho Bohórquez, doña Martha Oliveros.

Es decir, sobrina de Hernández, mano derecha del “corrupto” Bohórquez e hija de la Secretaria de Desarrollo del “corrupto gobierno” de Bohórquez.

Con todos esos antecedentes, resulta “ético, estético y lógico”, que el entrante alcalde Rodolfo Hernández sea el jefe de su sobrina Valentina Mantilla… que ella haga parte de su gobierno habiendo jugado un papel muy importante en el saliente gobierno “corrupto” de la ciudad… ?

Es verdad que no se trata de un episodio ilegal. Pero no siempre lo legal es ético, lógico y estético.

——–