CONGRESISTA FREDY ANAYA PROMUEVE DEBATE POR EL DERRAME DE PETRÓLEO EN LA LIZAMA

EL CONGRESISTA FREDY ANAYA MARTÍNEZ, PROMOTOR DEL DEBATE

Por iniciativa del congresista santandereano Fredy Anaya Martínez, la Cámara de Representantes realizará en Barrancabermeja un debate sobre las causas, consecuencias y reparaciones derivadas del petróleo crudo que se derramó durante varias semanas en la región de Lizama, Santander.

El debate se realizará en audiencia pública en Barrancabermeja con participación de los congresistas, de representantes de Ecopetrol, del Ministerio de Minas, el Ministerio de Ambiente y las comunidades campesinas afectadas con esta emergencia.

Según explicó el representante de Opción Ciudadana, Fredy Anaya, autor de la iniciativa, la idea es que el debate salga del Capitolio Nacional y se traslade a la zona afectada para escuchar a los damnificados y exigir al gobierno y a Ecopetrol las reparaciones de rigor.

“Presentamos la proposición ante la Presidencia de la Cámara, para que se realice una audiencia pública en Barrancabermeja con el gobierno nacional, el gobierno departamental y las autoridades ambientales, pero sobre todo con los afectados por ese derrame de crudo, para escuchar a las víctimas y oír a los expertos, para saber qué fue lo que realmente pasó en La Lizama”, explicó Anaya.

El congresista Anaya Martínez dijo : “Vamos a exigirle a Ecopetrol, a la Anla y al Minambiente que nos aclaren cuáles fueron las causas reales que se presentaron en ese afloramiento de La Lizama, porque ese es solo uno de los 4.033 pozos inactivos que existen en el país, de los cuales 33% están en Santander, y nos preocupa que se pueda seguir presentando nuevos derrames”.

La proposición de Fredy Anaya deberá ser aprobada por la Presidencia de la Cámara, que también tendrá que definir la Comisión Accidental y la fecha para la realización de la audiencia pública.

Se espera que esta audiencia se pueda llevar a cabo en Barrancabermeja en menos de 15 días.

Este hecho causó graves daños económicos a centenares de familias dedicadas a la pesca y a la agricultura; y murieron miles de reptiles y aves. Las cifras muestran que 21 familias tuvieron que ser reubicadas; 3.157 árboles fueron afectados; más de 2.000 animales murieron; y 1.429 fueron rescatados y liberados.

Se estima que la flora y la fauna del sector solo se recuperarán en unos 20 años.

——-