CONTRALORÍA “RAJA” AL ALCALDE DE BUCARAMANGA

Al alcalde Rodolfo Hernández le imputan 100 torcidos entre hechos penales, fiscales, administrativos y sancionatorios, que suman varios miles de millones de pesos

SON MUY GRAVES LAS IMPUTACIONES QUE HACE EL CONTRALOR JORGE GÓMEZ VILLAMIZAR AL ALCALDE RODOLFO HERNÁNDEZ

La Contraloría Municipal de Bucaramanga “rajó” al alcalde de la ciudad Rodolfo Hernández tras analizar e investigar detenidamente la gestión del funcionario de cara a la ejecución del presupuesto y al respeto por las normas que rigen la contratación y la inversión de los dineros públicos.

En la historia de Bucaramanga, es la primera vez que a un alcalde se le acusa de cometer tantos hechos que supuestamente violan el ordenamiento legal vigente. El episodio es particularmente grave considerando que estas sindicaciones del Contralor Municipal están soportadas y avaladas por la Contraloría General de la República –CGR- y por la Contaduría General de la Nación –CGN-.

Al respecto, el Contralor de Bucaramanga Jorge Gómez Villamizar, hizo un balance de la desastrosa gestión del alcalde Hernández en los siguientes términos:

“1.- La Deuda Pública de la Administración Central, a 2016, asciende a $221.711 millones, con vencimientos al año 2036, no es agresiva si la Administración se mantiene en i) superávit y balance primario controlados; ii) la solvencia y sostenibilidad de endeudamiento en 11% y 63%, respectivamente, como se observa en los últimos años; iii) supera la pereza fiscal observada; y, iv) resuelve los hallazgos administrativos, fiscales y penales imputados por la CGR y devuelve la credibilidad a la contabilidad oficial como lo requirió la CGN. Conforme a lineamientos de la Ley 358 de 1997, la Entidad se mantiene en Semáforo Verde.

2.- Criticable al Señor Alcalde el concepto de la CGR al NO CERTIFICAR por primera vez al municipio por incertidumbre en la información contable con sanciones señaladas en la Ley 617/2000 Art. 80 y 84, lo mismo que la DEGRADACION señalada por la CGN. Esto como resultado de los 100 hallazgos, entre la CGR y CMB (Contraloría Municipal de Bucaramanga) con incidencias penales, fiscales, administrativos y sancionatorios, 3 con inicio de indagación preliminar fiscal. Fiscales que suman $2.748’.271.237 más los $3.813 millones en contratos no reportados al SIA OBSERVA y SIA MISONAL informado desde Octubre 2 de 2017.

3.- Rechazable que la Alcaldía no hubiese invertido recursos asignados “durante la vigencia 2016 para el componente Primera Infancia”, conforme a la Ley 715 de 2001, Art. 14 Ley 1176/2007 y recursos del SGP asignados en el CONPES SOCIAL 3861/2016 y saldos anteriores por $3.179’563.124 “que debía beneficiar a niños y niñas del municipio” siendo una obligación esencial del Estado; como lo señala la CGR en su Informe de Auditoría Noviembre 2017 CGR-CDSS No.121.

4.- Preocupa el decrecimiento espantoso de la inversión social al pasar de $923.518 millones en 2015 a $530.002 millones en 2016, un 46.6% menos con respecto al 2015, según el informe de la Viabilidad Fiscal a Diciembre de 2016 del Ministerio de Hacienda. Los sectores que más disminuyeron fueron Agua Potable y saneamiento básico, Vivienda, Vías, y el grupo “otros sectores” destacándose el de “inclusión social” con el solo 2.3%. En términos generales, los recursos obtenidos por gestión del alcalde ante el Presupuesto nacional suman CERO PESOS, que contrastan con los $154.800 millones del período pasado, por lo que tiene calificación desfavorable. Es incontrovertible que esto desfavorece el crecimiento económico, retrasa la movilidad social y pospone planes de favorecimiento al colectivo ciudadano.

5.- Se advierte ahora el proceso iniciado por la Empresa Vitalogic en contra de la municipalidad reclamando $579.000 millones como indemnización por el comprometido contrato de tratamiento tecnológico de los residuos sólidos urbanos. Llama la atención por la vista suscripción contractual de Corretaje ante Notario, entre un miembro familiar del alcalde y un delegado de la firma licitante, que sumado a otras pretensiones judiciales, sumiría a la ciudad en la debacle y en la más profunda crisis financiera que haya soportado la capital santandereana”.

A renglón seguido en su documento el Contralor de Bucaramanga Jorge Gómez Villamizar invita al alcalde Hernández a corregir sus despropósitos, a mejorar sus relaciones con el gobierno nacional para gestionar recursos y a defender al municipio de la anunciada demanda de la empresa Vitalogic por el fallido contrato de las basuras así exista de por medio el corretaje que le otorgaba a su hijo Luis Carlos Hernández 300 mil millones de pesos.

Finalmente el Contralor Gómez advierte que “seguiré insomne en oponerme a la privatización de la Empresa de Acueducto de Bucaramanga y a la defensa de los recursos presupuestales y ambientales de la comunidad bumanguesa”.

———