EL ACOSO LABORAL DE LA “LÓGICA, ÉTICA Y ESTÉTICA”

Por violar la ley, la Alcaldía de Bucaramanga pierde procesos laborales que serán pagados con los impuestos que cancela toda la ciudadanía

EDGAR SUÁREZ GUTIÉRREZ

Por: Edgar Suarez Gutiérrez

Por estos días ha sido muy recurrente en mi oficio de escuchar al pueblo y encontrarme con situaciones dramáticas de: funcionarios, servidores y contratistas públicos amenazados, maltratados, acosados, humillados laboral y hasta sexualmente; pertenecientes desde corporaciones de elección popular, entidades descentralizadas, autoridades ambientales, alcaldías, hasta llegar a las más altas esferas de las ramas del poder público, donde se puede observar la agresión física y verbal, las amenazas de despido, tratar de infundir miedo y angustia a los subalternos o de no darle continuidad a sus contratos por parte de jefes o compañeros, generando en las personas mal ambiente y desmotivación laboral con el fin de inducir a la renuncia.

De todos estos ejemplos me centraré en el caso patético de mi natal Bucaramanga donde como Exconcejal durante 8 años y Diputado del Departamento obtuve la mayor votación con 11.000 votos, por tanto, me siento con la obligación moral de realizar esta denuncia a la opinión pública.

Si bien  es cierto el gobierno del “colectivo ciudadano de la lógica, ética y estética” ha tenido como bandera atacar la corrupción, ha tenido varios desaciertos para cumplir esta tarea y uno de ellos ha sido la masacre laboral cometida al interior de la Administración Municipal, donde se han violado derechos colectivos de asociación y libertad sindical, realizando actos de persecución y acoso laboral a varios de sus empleados, trabajadores oficiales y contratistas; personas que han aportado durante varios años y para varias administraciones su conocimiento. Pero todo esto en detrimento del erario por el fallo de futuras y cuantiosas indemnizaciones judiciales que tendremos que pagar con nuestros impuestos que tributamos en Bucaramanga.

Los despidos con desconocimiento de las normas laborales y las convenciones colectivas que hemos evidenciado  en la Dirección de Tránsito, Secretaria de Hacienda y la extinta Caja de Previsión Social Municipal lo demuestran, estas personas demandaron al municipio y están ganando los respectivos procesos judiciales, así que tendrán que reintegrarlos con todas las garantías.

Los casos más sonados  son: En la Dirección de Tránsito, la salida del comandante del cuerpo motorizado Gerardo Hernández, y su Secretario General Rafael Serrano quien ya ganó la demanda a quien se le debe pagar el tiempo que duró por fuera y vincularlo nuevamente; en la Administración Central retiraron a Alberto Maraver quien venía vinculado desde hace varios años y ya presentó la respectiva demanda y José Gabriel Jaimes de la Caja de Previsión.

Otras personas que han salido de ésta administración la mayoría mal sacados quienes demandaron y ya están ganando los procesos son los trabajadores oficiales votados: Argemiro Machado, Gloria Muñoz, Benjamín Mendoza, Jorge Eliecer Riaño, Noyoliz Jiménez, Nelson Serna, Gabino Quintero, Gustavo Mendoza, Guillermo Herrera, Guillermo Valdivieso, Edgar Mauricio Martínez, Gelsomina Morales, Nelly Cortes Pico, Frank Alexander Martínez, Luis Araque, Yenis Alexis Valdivieso, Pedro de Jesús Flórez, José del Carmen Moreno, Jorge Alberto Pinzón, Alfonso Tarazona, Gregorio Angarita, Iván González y Emérito Flórez; los empleados provisionales con fuero sindical: Hernán Brujes, Eugenia Margarita Téllez y María Isabel Camargo, algunos de ellos tenían estatus de pre-pensionados, otros se encontraban enfermos.

Pero la tapa fue la suspensión exprés de Wilson Mota por medio de una investigación de Control Interno Disciplinario, violándole al parecer todas las garantías constitucionales al debido proceso; quienes hemos laborado en la administración, sabemos que es una persona profesional, con experiencia.

Finalmente, quienes pagaremos estas demandas por las decisiones erradas e inexpertas y la necedad de la administración central, será como siempre el pueblo. Columna dedicada a todas las víctimas de los acosadores laborales.

(elfrente.com)

——