EL ALCALDE DE BUCARAMANGA TAMBIÉN SE BURLA DE LOS TRANSPORTADORES PIRATAS

PROTESTAS DE MOTOTAXISTAS PIDIENDO AL ALCALDE HERNÁNDEZ QUE LES CUMPLA LAS PROMESAS DE CAMPAÑA

PROTESTAS DE MOTOTAXISTAS PIDIENDO AL ALCALDE HERNÁNDEZ QUE LES CUMPLA LAS PROMESAS DE CAMPAÑA

Quedó en evidencia una nueva burla del alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández Suárez a los habitantes de esta ciudad, frente a las promesas que había hecho en su campaña electoral el año pasado. Esta vez se trata de los mototaxistas y taxistas piratas.

El año pasado, siendo candidato a la Alcaldía, Hernández prometió a estos trabajadores informales que si votaban por él, les permitiría laborar tranquilamente en sus actividades ilegales, que no los perseguiría y que no daría órdenes a la Policía para que los persiguieran.

“Simplemente me haré el pingo y no habrá persecución contra ustedes”, dijo textualmente Hernández en una reunión política con mototaxistas y taxistas piratas celebrada en el norte de Bucaramanga. Sus declaraciones fueron grabadas en video y publicadas en las redes sociales donde tuvieron una gran difusión.

Bajo esa promesa, se estima que más de diez mil de estos motorizados ilegales votaron por Hernández.

Sin embargo hace apenas un par de días, ante los numerosos operativos que viene adelantando la  Policía en Bucaramanga contra ellos, el alcalde Hernández dijo que aprobaba esos operativos en contra de los mototaxistas y taxistas piratas, y que simplemente estaba dando cumplimiento a la ley.

Y anunció además que estas acciones contra ellos continuarán en forma indefinida.

La contradicción y el incumplimiento de Hernández han originado varios desfiles de protesta de los motorizados por las principales calles de la ciudad pero no hay nada qué hacer. El hoy alcalde les “mamó gallo” y se burló de ellos.

Lo mismo ha ocurrido con las 20 mil familias pobres a las cuales prometió, mediante el reparto de formularios, que si votaban por él  tendrían derecho a 20 mil casas gratis. Hernández ya les dijo que no serán 20 mil viviendas, que escasamente serán tres mil y que  ninguna de ellas será gratuita. “Tendrán que pagarlas”, les ha dicho el alcalde.

Bajo la promesa de las viviendas, se estima que por lo menos 20 mil familias votaron por Hernández.

“Esa promesa la hice fue para ganar votos”, dijo de frente el alcalde Hernández a los medios de comunicación de Bucaramanga hace  apenas un par de días, refiriéndose al caso de las viviendas.

———-