EL ALCALDE HERNÁNDEZ FRACASÓ CON LAS VIVIENDAS Y CON LAS BASURAS Y ELIMINÓ LAS BECAS

EL ALCALDE HERNÁNDEZ NO CUMPLIÓ LAS PROMESAS DE “LA LÓGICA, LA ÉTICA Y LA ESTÉTICA”

El alcalde de Bucaramanga admitió en las últimas horas un nuevo fracaso de su administración : no cumplirá la promesa que había hecho en la campaña electoral de construir 20 mil viviendas para las gentes pobres de la ciudad.

Así quedó confirmado en una reunión pública efectuada en un sector popular de Bucaramanga.

En su campaña Hernández había prometido construir y entregar viviendas “para 20 mil hogares felices de Bucaramanga”. Una vez posesionado dijo que no se trataba de 20 mil viviendas sino de vender a bajo costo a las familias pobres 20 mil lotes con servicios a efecto de que ahí construyeran sus viviendas.

Pero hoy afirmó que tampoco podrá entregar esos lotes. “Por ignorante. Yo no sabía que en el gobierno fuera tan difícil hacer las cosas. Una cosa es tener la plata en el banco y construir y otra cosa es tener que buscar los recursos”, admitió el alcalde Hernández, para terminar diciendo que tampoco podrá ejecutar esa promesa.

Hernández aceptó que no pudo conseguir el lote para cumplir lo que había prometido en la campaña electoral.

BECAS

De otro lado, hoy durante un debate de control político efectuado en sesión plenaria de la Asamblea de Santander, quedó en evidencia otra falta de la administración municipal de Bucaramanga.

Cuando llegó a la alcaldía Rodolfo Hernández, el gobierno local concedía mil becas de estudio a alumnos pobres de las Unidades Tecnológicas de Santander –UTS-.  Hernández redujo ese número de becas a 400 y en consecuencia 600 jóvenes pobres que se beneficiaban de ese programa tuvieron que dejar de estudiar.

La denuncia la hizo el diputado Edgar Suárez, quien deploró la situación. Esta denuncia fue corroborada por el rector de las UTS, Omar Lengerke, quien dijo que lamentablemente esos 600 jóvenes tuvieron que abandonar los estudios por falta de recursos económicos.

La secretaria de Educación de la Alcaldía, Ana Leonor Rueda, presente en el debate, admitió la drástica reducción del número de becas pero la atribuyó a “la deserción escolar”. También dijo que la alcaldía está tratando de hallar recursos financieros que le permitan restablecer esos subsidios educativos.

BASURAS

Al incumplimiento del plan de vivienda y a la reducción del número de becas escolares, se suma el caso de las basuras.

En su campaña electoral, Hernández había prometido solucionar el problema de salud que viven más de 50 mil habitantes de Bucaramanga, quienes residen cerca al botadero de basuras de el Carrasco, donde se depositan cada día mil toneladas de residuos sólidos.

Hernández había prometido erradicar ese basurero y buscar otro lugar para el tratamiento de los residuos. Sin embargo, hace un par de semanas se dio por vencido y lo que hizo fue decretar la emergencia sanitaria en la ciudad por tres años más para que el problema sea resuelto por el próximo alcalde.

Los habitantes de la capital de Santander han rechazado las actuaciones del alcalde Hernández, quien ganó las elecciones justamente por haber prometido la construcción de las viviendas y la erradicación del problema sanitario generado por las basuras.

——