EL CONGRESO DE COLOMBIA : IRRESPONSABLE, FALSO, CÍNICO, COBARDE, TORCIDO E HIPÓCRITA

ESTE COBARDE ASESINATO ES CONSIDERADO POR EL CONGRESO DE COLOMBIA COMO UN "ACTO CULTURAL"

ESTE COBARDE ASESINATO ES CONSIDERADO POR EL CONGRESO DE COLOMBIA COMO UN “ACTO CULTURAL”

En un abierto acto de cinismo, hipocresía y falsedad, el Senado de la República de Colombia aprobó en último debate una ley que supuestamente pretende castigar con penas de cárcel de hasta tres años a quienes maltraten a los animales en este país. La crítica a este acto legislativo consiste en que los congresistas excluyeron de esa ley a los toros y a los gallos de pelea.

Esta ley penaliza el tráfico de la fauna silvestre, los mataderos clandestinos, los animales de trabajo y las mascotas que son abandonadas, que no reciben atención en salud o alimentación, entre otras acciones consideradas como maltrato o agresiones contra los animales, según lo estableció el autor de la iniciativa, el representante Juan Carlos Lozada.

Impone de 12 a 36 meses de cárcel con unos agravantes, entre ellos, “cuando se comete el maltrato enfrente de menores de edad, cuando el maltrato es de tipo sexual, conocido como zoofilia o bestialismo y cuando se trate de un funcionario público”.

El proyecto de ley, aprobado en el Senado por amplia mayoría y que ahora pasa a conciliación con la Cámara de Representantes, establece también multas que van de los cinco a los 50 salarios mínimos legales vigentes para quienes cometan abusos contra los animales.

Sobre la efectividad de la nueva ley, Lozada explicó que ésta le otorga a la Policía Nacional facultades para la aprehensión preventiva de los animales sobre los cuales hay graves indicios de maltrato. “Como seres sintientes, los animales se convierten en sujetos de protección por parte del Estado y de las autoridades”, complementó.

Pero la ley excluye la lidia de toros y las peleas de gallos. Fuentes políticas indican que pesaron más en el Congreso las influencias del Procurador General Alejandro Ordóñez y del Vicepresidente de la República Germán Vargas Lleras, (fanáticos de la lidia de toros), quienes habrían inducido a los legisladores para que consideraran que “el toreo es una fiesta cultural y no un tortura”.

Es decir, una vez entre en vigencia esta ley, irá a la cárcel durante 36 meses y pagará una  multa de hasta 32 millones de pesos quien, por ejemplo, para defenderse de un perro bravo lo patee.  Pero no tendrán ninguna sanción  aquellos que cobardemente en presencia de niños y adultos asesinen a un toro con banderillas, varas y espadas. Es tan cobarde y cruel este asesinato de los toros que en varias provincias de España, (donde nació el toreo), las corridas ya han sido prohibidas.  Lo mismo ocurre en la absoluta mayoría de países del mundo.

Y en cuanto a las riñas de gallos, donde los criadores preparan a un gallo para que clave sus garras a otro animal hasta matarlo, también el Senado consideró que se trata de un “evento cultural”.

El Congreso de Colombia ha dado otra demostración de irresponsabilidad, cinismo e hipocresía.

——–