EL GOBIERNO NACIONAL REGAÑA AL ALCALDE DE BUCARAMANGA POR PRETENSIÓN TRIBUTARIA

EL MINISTRO DAVID LUNA ADVIERTE AL ALCALDE QUE ESE IMPUESTO SERÍA ILEGAL

El gobierno nacional regañó al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández por su pretensión de crear un nuevo impuesto en la ciudad, esta vez con el ánimo de grabar económicamente a quienes usan teléfonos celulares.

El pronunciamiento del gobierno nacional se produjo luego que el alcalde Hernández presentara a consideración del Concejo Municipal un proyecto de acuerdo para cobrar un impuesto a los usuarios de la telefonía celular en esta ciudad, obligando a la comunidad a pagar unos 11 mil millones de pesos anuales adicionales a los tributos que ya pesan sobre este servicio.

A través del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el gobierno advirtió a Hernández que se trata de una pretensión ilegal.

El titular de ese Ministerio, David Luna, indicó al alcalde que el espectro radioeléctrico pertenece a la Nación y el servicio de telefonía móvil celular es de orden nacional y no local. Así mismo, señaló que las competencias de las instancias territoriales están limitadas por el hecho generador, que para el caso en cuestión, recae sobre los teléfonos urbanos.

El alcalde basa su pretensión en una ley de 1913 cuando no existía la telefonía celular, ley que apenas se refiere a la telefonía fija.

El Ministro le recordó al alcalde de Bucaramanga que el Concejo de Santiago de Cali incurrió en un error similar en el 2013, al aprobar un impuesto a los servicios de telefonía, el cual quedó sin efecto por decisión del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca.

El Jefe de la Cartera TIC también señaló que un impuesto en este sentido va en contra de la competitividad, el empleo y la educación.

“Un impuesto de esta naturaleza desincentiva el acceso y uso de los servicios de telefonía y generaría una carga irrazonable y desproporcionada a los usuarios de dichos servicios, generando una barrera en el acceso a la tecnología en dicha ciudad”, indicó el Ministro.

Según la Secretaria de Hacienda de Bucaramanga, Olga Chacón, la medida estaría inmersa en el marco del nuevo Estatuto Tributario que deberá surtir su respectivo trámite para ser aprobado en el Concejo.

Resaltó que de aprobarse este impuesto, la Alcaldía de Bucaramanga recibiría alrededor de $11 mil millones de ingresos adicionales cada año. La tarifa dependería del consumo. Se cobraría un 3% si el consumo no supera el pago de $60 mil mensuales por el servicio mientras que si el consumo está entre $60 mil y $100 mil, el tributo será de un 4% del pago de la factura. Si el consumo supera los $100 mil, el impuesto tendrá un valor del 5% del servicio.

Por su parte, el presidente del Concejo, Jaime Andrés Beltrán, advirtió que la Corporación no aprobará ninguna carga tributaria adicional a los bumangueses.

——-