EL PUÑETAZO A GABO (Q.E.P.D.)

GARCIA MARQUEZ Y VARGAS LLOSA CUANDO ERAN AMIGOS

GARCIA MARQUEZ Y VARGAS LLOSA CUANDO ERAN AMIGOS

 

Mientras  Gabriel García Márquez fallecía en Ciudad de Méjico, en Bogotá Mario Vargas Llosa firmaba autógrafos en la Feria del Libro.

Son los dos únicos Premios Nobel de la historia, el colombiano y el peruano, protagonistas de un puñetazo. Y todo por una mujer.

Sobre este capítulo, ocurrido el 12 de Febrero de 1976 y aún desconocido para muchos, vamos a transcribir apartes de la narración del escritor Alfonso Diez, quien pudo conversar con un testigo presencial de los hechos.  De ahí su credibilidad.

EL PUÑETAZO

“Eran los mejores amigos, inclusive habían estado viviendo juntos en Barcelona, España.

Una tía de Vargas Llosa, Julia, fue la primera esposa de éste y protagonista de una de sus novelas.  Después el escritor convirtió en su segunda esposa a Patricia, sobrina de Julia y prima de él. Patricia fue la piedra angular del conflicto con García Márquez.

VAGAS LLOSA Y SU ESPOSA PATRICIA

VARGAS LLOSA Y SU ESPOSA PATRICIA

Patricia se lamentaba de una aventura amorosa de Mario y se quejó con Gabo, que la visitaba en la residencia que el matrimonio Vargas Llosa tenía en España.

García Márquez le dijo a Patricia que la ayudaba a vengarse haciéndose su amante. Hay quienes dicen que tal proposición era en broma y que Patricia no lo entendió así y que entonces ella lo rechazó airada y se lo contó a su esposo Mario.  Otra versión dice que Patricia aceptó de inmediato la propuesta y Gabo, fuera cual fuera su intención inicial, sucumbió a la tentación e hizo suya a Patricia esa tarde.

El caso es que la venganza de la esposa ofendida sólo podía ser completa si  enteraba al marido de su propio engaño y Patricia así lo hizo; con el añadido de que le restregó en la cara una frase que lo hiriera más: “…para que veas quiénes son tus amigos, mientras tú andas quién sabe dónde, ellos vienen a proponerme que me haga su amante…”

Gabriel y Mario no volvieron a encontrarse en España después de que éste se enteró del incidente.

El encuentro fue en ciudad de México. Se proyectaba un documental sobre lo sucedido a los sobrevivientes de los Andes, narrado por Vargas Llosa, en una pequeña sala ubicada en la avenida Oaxaca. Asistieron muchos amigos de los dos escritores y desde luego estos también.

Gabo vio a Mario y abrió los brazos para felicitarlo por su intervención hablada en el documental, al tiempo que decía “Mario…”, cuando fue violentamente interrumpido por un derechazo de Vargas Llosa, que le reclamaba “¡Traidor…¡

García Márquez cayó al suelo con los brazos abiertos como Cristo crucificado, sin haber hecho el menor intento por defenderse tras la sorpresa del amigo que reaccionó violentamente. A éste, mientras tanto, lo sujetaron para que no fuera a continuar la golpiza y para evitar que pateara al tirado en el suelo.

GABO Y SU OJO MORADO

GABO Y SU OJO MORADO

Al otro día, el escritor colombiano se presentó ante sus amigos con un ojo morado para que atestiguaran el estado en que lo había dejado Mario”.

Nunca volvieron a ser amigos.

Al conocer su  muerte, Vargas Llosa dijo: “Ha muerto un gran escritor cuyas obras dieron gran difusión y prestigio a la literatura de nuestra lengua.  Envío mis condolencias a su familia”.

———-