¡ EN COLOMBIA CONDENAN A LOS PENDEJOS Y PREMIAN A LOS CRIMINALES !

LOS ACUERDOS DE PAZ SANTOS-FARC INCLUYERON IMPUNIDAD TOTAL

La opinión pública colombiana no está sobresaltada por la amnistía que el gobierno del presidente Santos ha otorgado a todos los guerrilleros de las FARC como consecuencia de los acuerdos de paz pactados entre las partes en Cuba luego de varios años de negociaciones. Al fin y al cabo, las amnistías y los indultos se dan cuando se trata de acabar una guerra en la que ninguna de las dos partes ha sido capaz de derrotar a la otra, tal como ocurrió en Colombia

El sobresalto de la opinión pública se origina cuando se comparan las penas a las que han sido condenados otros colombianos por delitos mucho menores, comparables a los pecados veniales.

Los guerrilleros de las FARC no pagarán ni un solo día de cárcel a pesar de los asesinatos, crímenes de lesa humanidad, emboscadas, secuestros, reclutamiento de niños, extorsiones, narcotráfico, carros-bomba, torturas, violaciones, bombardeos, voladuras de oleoductos, colocación de minas antipersonas, robos, asaltos, etc., que cometieron a lo largo de más de 50 años de guerra. Ni un día de cárcel.

En cambio, veamos lo que ha ocurrido, (a manera de ejemplos), con otros colombianos que no han sido guerrilleros:

Mayo 23 de 2014

A LA CÁRCEL POR DOS CHOCOLATINAS

Luis Augusto Mora confesó ante el Juzgado 5 Penal Municipal con funciones de conocimiento de Bogotá ser obsesivo por el consumo de chocolatinas, vicio que lo llevó al hurto de esta clase de productos en varias ocasiones.

En un supermercado de la calle 63 con 7 al norte de la capital, el 21 de octubre de 2013 fue capturado con dos cajas de chocolatinas, valoradas en el comercio en 15 mil pesos. Mora, tras prometer que no volverá a incurrir en la falta, fue condenado a seis meses de prisión, pena que cumplió en la cárcel Picota de Bogotá.

Julio de 2012

A LA CÁRCEL POR UN CUBO DE GALLINA

El Juzgado Séptimo Penal Municipal de Cali condenó al campesino Léider Correa Cobo por haberse robado un cubo para preparar caldo de gallina.

EL GOBIERNO ACEPTÓ LAS EXIGENCIAS DE LAS FARC EN TANTO QUE LA COMUNIDAD RECLAMA JUSTICIA

El sindicado llegó a un acuerdo con el Juez, consistente en el pago de 5 mil pesos por el cubo al almacén del cual lo sustrajo y a pasar 5 meses en la cárcel Villahermosa de Cali.

Correa Cobo había llegado a Cali procedente de Argelia, Cauca, buscando una indemnización como víctima del terrorismo, tras haber perdido una pierna al pisar una mina quiebrapatas instalada por la guerrilla.

Febrero 2006

A LA CÁRCEL POR TOCAR NALGAS

Un joven repartidor de correo fue condenado a cuatro años de prisión acusado de “agresión sexual” por tocar las nalgas a una estudiante en Bogotá, en un fallo que la propia víctima calificó de exagerado.

“Es un atrevido, pero creo que el fallo es exagerado”, dijo a los periodistas la víctima, Diana Marcela Díaz. “Él iba en bicicleta, pasó y me tocó las nalgas. Luego de eso salió corriendo, intenté correr para pegarle pero no pude”, narró la agredida. El joven alcanzó a pagar unos tres años de cárcel al término de los cuales fue liberado por buena conducta.

Agosto de 2011

A LA CÁRCEL POR UN BILLETE FALSO

Otro caso es el de Mario Peña Hernández, un hombre que después de pagar con un billete falso de 50 mil pesos en una tienda en Bogotá, fue detenido.

Sucedió en Agosto de 2011. Después de escoger varias libras de papa sacó un billete y lo entregó al tendero. Como no era la primera vez que a éste le pagaban con un billete falso, lo revisó concienzudamente. Airado por la falsedad, llamó a las autoridades. El hombre fue condenado a tres años de cárcel por tráfico de moneda falsa, tiempo que efectivamente estuvo privado de la libertad.

IMPUNIDAD

Frente a los anteriores casos, que son apenas unos cortos ejemplos de lo que a diario ocurre en Colombia, es que se sobresalta la opinión pública al compararlos con lo que ha ocurrido de cara al proceso de paz del presidente Santos con las FARC.

Y más grave. Los guerrilleros de las FARC no solamente no pagarán ni un día de cárcel por tantos crímenes cometidos sino que además, por parte del gobierno, reciben ayudas económicas en dinero, educación gratuita, empleo y protección para ellos y sus familias a fin de que no sean objeto de posible atentados.

——–