EN LA UIS : POR LO MENOS 10 VIOLACIONES SEXUALES CADA SEMANA

Pero se presume que el número puede ser mayor dado que a algunas víctimas les da miedo denunciar

HASTA EL MOMENTO TODOS LOS CASOS HAN QUEDADO EN LA IMPUNIDAD

En el caso más reciente, una estudiante de la Universidad Industrial de Santander –UIS- de Bucaramanga, que prefiere guardar su identidad por cuestiones de seguridad, afirma que las características del hombre que la agredió esta semana corresponden a la imagen de un estudiante promedio.

En la declaración que entregó a la abogada de Equipo Jurídico Pueblos que lleva el caso, describe: “cara redonda, ojos oscuros, cabello corto raso de color negro, cicatrices de acné y acné en los lados laterales de la cara, piel de color morena, altura entre 1.77 y 1.80 con contextura de espalda ancha”. Seguidamente, anexa la descripción de la vestimenta que llevaba el individuo cuando la agredió ese día: “camisa manga corta de botones azul rey, con punticos blancos pequeñitos, jean azul clásico, zapatos negros deportivos, morral negro”.

Esta no es la primera vez que se presenta este tipo de situaciones en la UIS ya que, según un colectivo feminista integrado por Trabajadoras Sociales, Docentes e Historiadoras graduadas de esta misma institución, quienes llevan desde hace 10 meses un proceso investigativo y de sistematización de la violencia sexual en el campus, datan que 10 estudiantes por semana, están sufriendo diferentes grados de violencia sexual por parte de profesores u otros estudiantes.

El problema real, afirma el colectivo, es que la mayoría tiene miedo de denunciar, incluso de acercarse a ellas, por eso la cifra puede ser preocupantemente superior.

Al caso se le suma la inoperante reacción que hubo por parte del centro de seguridad de la universidad a cargo del director. Este, en vez de disponer de un esquema a lo largo del campus para lograr encontrar al sujeto, sólo le pidió el número celular a la estudiante implicada con la excusa de pasarle fotos de los supuestos que encontraran a lo largo del día, hecho que nunca sucedió.

La Universidad Industrial de Santander se suma a la lista de universidades con serios problemas de seguridad y con la necesidad de espacios de acción que traten debidamente esta problemática que aqueja a nivel nacional. El último caso publicado en los medios es el de la profesora de la Universidad de Ibagué que fue despedida por denunciar agresión sexual por parte de profesores hacia estudiantes sin que la Oficina de Gestión Humana tomara medidas al respecto.

Durante esta semana las estudiantes de la UIS llevarán a cabo diferentes actividades a lo largo de la ciudad con el fin de visibilizar esta problemática que durante mucho tiempo estuvo escondida como si fuera algo prohibido. Su esperanza es que se tomen medidas al respecto.

——–