¡¡ EN SANTURBÁN EL ORO ES LO DE MENOS !!

EL AGUA, LA FAUNA Y LA VEGETACIÓN, SON LO MÁS PRECIADO QUE CONTIENE EL PÁRAMO

En el páramo de Santurbán, departamento de Santander, existen miles de toneladas de oro que desde hace un par de décadas han despertado una gran fiebre entre empresas multinacionales de Estados Unidos, Canadá y Brasil, y últimamente entre las de algunos países árabes.

En un solo proyecto de explotación, el de Angosturas que era de la Greystar y ahora pertenece a los árabes de Minesa, está previsto extraer 240 toneladas de oro.

La lucha desatada entre las multinacionales con los ambientalistas, los mineros artesanales, los agricultores y los municipios de la región, quedó inicialmente enclavada bajo unos parámetros geográficos trazados por el Ministerio del Ambiente al definir las fronteras del páramo, pero este proceso fue tumbado por la Corte Constitucional que acaba de ordenar la realización de nuevas delimitaciones con previa participación de la comunidad en audiencias públicas.

Pero además de oro, qué hay en el Páramo de Santurbán ?.

Santurbán es una “fábrica de agua” que abastece a más de dos millones de personas que habitan las áreas metropolitanas de Bucaramanga y Cúcuta y 21 municipios más de los departamentos de Santander y Norte de Santander.

Además, el páramo y el bosque alto andino son el hábitat de 457 especies de plantas, 17 de anfibios, 17 de reptiles, 201 especies de aves y 58 de mamíferos, algunas de las cuales son endémicas o están bajo amenaza de extinción. Allí también existen importantes remanentes de bosques de roble y frailejones.

La cobertura vegetal del páramo desempeña un papel importante en la protección del suelo, evitando los procesos erosivos y deslizamientos en masa.

Asimismo, es destacable el papel de la vegetación en la captura de gas carbónico, la producción de oxígeno, la regulación de la temperatura local, el establecimiento de las cadenas tróficas y como fuente de alimento y albergue de la fauna silvestre, así como su importante rol en la formación y protección del suelo, al reducir el efecto del viento y permitir que el agua de escorrentía transcurra más lentamente, con menor capacidad erosiva.

De las 201 especies de aves registradas en la zona, se encuentran dos migratorias: el halcón y el cuclillo, y cinco amenazadas de extinción : el cóndor de los andes, la cotorra montañera, el águila crestada, la perdiz carinegra y la gurupéndola. Entre los mamíferos se encuentran tres especies en vía de extinción: la nutria, el oso andino y el piro.

Es decir, por donde se le mire, Santurbán es una maravilla de la naturaleza.

Se espera que la nueva delimitación que debe fijar en un término de 12 meses el Ministerio del Ambiente, efectivamente preserve tan espectacular emporio de vida acuífera, animal y vegetal.

Es decir, que al hacerlo, el gobierno entienda que por encima del oro, lo más valioso que tiene el páramo de Santurbán son los recursos acuíferos, vegetales y animales.

El oro sirve para adornar la vida. Pero si se destruye el páramo para extraer el oro, solo habrá muerte.

——–