IGLESIA CATÓLICA RECHAZA LA REFORMA TRIBUTARIA

LOS OBISPOS DE COLOMBIA SE OPONEN AL AUMENTO DE IMPUESTOS

LOS OBISPOS DE COLOMBIA SE OPONEN AL AUMENTO DE IMPUESTOS

La iglesia Católica colombiana rechazó la reforma tributaria presentada por el gobierno al Congreso de la República, declaró que dará privilegios a los ricos y penalizará a los pobres y censuró que ahora los entes religiosos deban pagar impuesto de renta a pesar de ser organizaciones sin ánimo de lucro

A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) expresó sus ‘temores’ frente a la posible aprobación del proyecto que hoy cursa trámite en el Congreso.

Con la reforma, las parroquias y entidades religiosas “quedarían como entidades sin ánimo de lucro haciendo una labor social, pero pagando impuesto de renta como si fueran entidades comerciales con ánimo de lucro”, dice el documento.

Para la iglesia Católica, el proyecto solo les dará privilegios a los ricos y penalizará a los pobres. Incluso, el presidente de la CEC presentó una solicitud ante el Congreso para pedir que se conserve la legislación actual, en la que la iglesia está exenta del pago de impuesto de renta.

“Algunos puntos de la reforma van en contra de la identidad y misión de la Iglesia, pues lo que se propone ‘compromete gravemente el ejercicio de la tarea evangelizadora y de protección social por parte de las instituciones eclesiales’”, agrega el documento.

Para monseñor Juan Carlos Ramírez, director financiero del Episcopado, también está en riesgo el cierre de muchas instituciones de la iglesia que “le hacen un gran aporte a la sociedad, buscando unos pocos pesos que ni enriquecerán al Estado ni lo empobrecerán”.

La iglesia, además, le recordó al Ministerio de Hacienda que está amparada bajo un tratado internacional como lo es el Concordato entre Colombia y la Santa Sede.

Finalmente, Ramírez dijo que el proyecto “desmotiva la generosidad de hombres y mujeres de buena voluntad que se identifican con una acción social en bien de los más pobres”:

En Colombia hay cerca de 5.000 iglesias, que ahora tendrían que inscribirse en Cámara de Comercio, si se llega a aprobar la reforma, sentenció la Conferencia.

——-