IVÁN AGUILAR : UN IMBERBE IRRESPONSABLE

"METIÓ LA PATA" EL JOVEN AGUILAR ZAMBRANO

“METIÓ LA PATA” EL JOVEN AGUILAR ZAMBRANO

Apenas están saliendo a las calles las campañas políticas en Santander y ya empiezan a aparecer algunos candidatos irresponsables y mentirosos que han madrugado a tratar de engañar  a la ciudadanía.

Unos, que se encuentran inhabilitados de cara a la ley, han contratado leguleyos de quinta categoría, (con denuncias judiciales por malas prácticas), que mediante insultos a los periodistas y a los medios de comunicación pretenden tapar la verdad.  Estos mismos, se han hecho asesorar de personajillos con oscuros antecedentes legales y morales, que oficiando de áulicos han ayudado a cavar la tumba de esas candidaturas.

Otros, carentes de votos, de la noche a la mañana se postulan de aspirantes a todo lo que aparezca, buscando apenas que los verdaderos candidatos les ofrezcan algunas migajas para retirar sus nombres de la contienda.

Y al lado de ellos, ha aparecido un muchacho con ínfulas de grandeza que dice ser candidato a la Gobernación de Santander, cuya campaña ha arrancado por caminos al margen de la ley y de la verdad.  Se trata del joven Iván Aguilar Zambrano, actual diputado de la Asamblea de Santander.

UN ASPECTO DE LOS VOLANTES

UN ASPECTO DE LOS VOLANTES

Fue elegido hace 4 años a esta corporación departamental por el partido de la U, el cual decidió expulsarlo de sus filas el año pasado bajo la acusación de transfuguismo. (Le dio por apoyar a la Presidencia a un candidato distinto al candidato oficial de su partido).

Pues este año, como eventual candidato a la Gobernación, funge como el autor de todo lo bueno que le ha ocurrido a Santander en los últimos lustros.  Que los acueductos, las carreteras, las obras del turismo, los colegios, los puestos de salud, los parques, el internet, etc., todo se le debe a él.  Así lo manifiesta en unos volantes que ha hecho circular por algunas regiones.

La verdad es que él no ha hecho nada por cumplir las promesas que hizo como candidato a la Asamblea.  No hizo debates de control político, ni siquiera votó en los proyectos de ordenanza, (su partido le había quitado el derecho al voto en la Asamblea), y su voz apenas se escuchaba a la hora de responder a lista.

Pero lo más grave es que en los volantes que está repartiendo, tomó abusivamente la imagen del Gobernador de Santander Richard Aguilar Villa.  Incluyó varias fotografías donde aparece al lado del Gobernador  en la inspección e inauguración de obras públicas ejecutadas por decisión del mandatario en las que nada tuvo que Aguilar Zambrano.

OTRA CARA DE LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA

OTRA CARA DE LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA

Son fotografías tomadas hace varios meses, de actos públicos, en las cuales el mandatario departamental aparece presidiendo efectivamente inspecciones e inauguraciones de obras de su gobierno, a los cuales acudieron como invitados de piedra varios diputados.  Pero no fuero actos políticos electorales.

Así las cosas, estos volantes, además de mentirosos, pueden convertirse en piezas procesales para acusar ante la Procuraduría al Gobernador por una supuesta participación en política para favorecer a determinado candidato.  Si decía ser amigo del Gobernador, ahora Iván Aguilar ha asumido el papel de enemigo tratando de meterlo en líos ante las autoridades disciplinarias.

Ese es un acto de irresponsabilidad, producto o de la ignorancia, o de la mala fe, o de una “avivatada”.

Tras ello, el Gobernador Aguilar Villa se vio en la necesidad de expedir un comunicado en el cual rechaza y desautoriza el comportamiento del imberbe Aguilar Zambrano.

Si bien es cierto, como alguien dijera, que “en el amor y en la política todo se vale”, no es menos cierto que apelar a la mentira y al engaño es impropio de la gente decente.

——-