LA GUANÁBANA (POR JAIME FORERO GÓMEZ)

JAIME FORERO GÓMEZ

JAIME FORERO GÓMEZ

Por Jaime Forero Gómez

Entre las frutas más sabrosas y saludables está la guanábana. Muchos autores refieren que es originaria de Colombia donde encontramos diversas variedades. Aunque todas las frutas tienen propiedades preventivas en diversas enfermedades, el chocolate, aguacate y la guanábana son las “reinas en prevención” de diversos problemas, especialmente cánceres y trastornos como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Se consume la pulpa directamente o como jugo o sorbete, teniendo propiedades diuréticas por el contenido elevado de agua. En muchos países las hojas se usan en infusión y las semillas pulverizadas son excelente repelente de insectos. La infusión de las hojas es antidepresiva y combate el insomnio siendo con la pulpa antivirales excelentes, disminuyendo la severidad de las gripas.

La pulpa constituida principalmente de agua es rica en fibra, azúcares, potasio, hierro, calcio, fósforo, vitamina C, provitamina A y complejo B. Es uno de los mejores alimentos prebióticos conocidos que equilibra la flora intestinal, produciendo una respuesta antiinflamatoria excelente, mejorando “las defensas” y previniendo el envejecimiento celular.

El fitoquímico principal encontrado en la guanábana es llamado anonacina. Tiene propiedades antihipertensivas, broncodilatadoras, antidiabéticas, sedantes, antiinfecciosas, antiestreñimiento y anticancerígeno.

Los estudios existentes sobre la guanábana han demostrado su eficacia como preventiva de diversos cánceres especialmente del tubo digestivo, cerebro, páncreas, ovarios, próstata, sistema linfático y seno, al normalizar dos procesos vitales en el funcionamiento de la célula como son la apoptosis (muerte celular programada) y autofagia especialmente de las células llamadas epiteliales de la piel e intestino y endoteliales del corazón y vasos sanguíneos.

La alteración de estos procesos lleva a que se produzcan diversos cánceres y enfermedades degenerativas del cerebro. Los estudios sobre apoptosis permitieron ganar el premio Nobel de Medicina 2016 al japonés Yoshinori Ohsumi.

La alimentación funcional, adecuada y equilibrada es el mejor preventivo, junto con el ejercicio, en la aparición del cáncer.

(Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com)

——-