LA MESA DE LOS SANTOS ES LA ZONA DE MAYOR SISMICIDAD PERO NO LA DE MAYOR PELIGRO

LA HERMOSA PERO TEMBLOROSA MESA DE LOS SANTOS A UNA HORA DE BUCARAMANGA

LA HERMOSA PERO TEMBLOROSA MESA DE LOS SANTOS A UNA HORA DE BUCARAMANGA

Las ondas sísmicas que se presentan diariamente en la Mesa de Los Santos, Santander, llegan bastante atenuadas a la superficie. Pero la falla de Algeciras (Huila), la de Murindó y la del Pacífico, son las que representan mayor peligro de sismicidad

Así lo afirma Cristina Dimaté, profesora del Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia, quien asegura que los sismos producidos en la Mesa de los Santos, municipio ubicado a 50 kilómetros de Bucaramanga, se dan a una profundidad de entre 150 y 170 kilómetros.

En dicha zona se encuentra el nido sísmico de Bucaramanga donde, de acuerdo con la Red Sismológica Nacional, se presenta el 50 % de los movimientos telúricos que se registran en el país. La razón de esta actividad es que muy profundamente hay una gran lámina de rocas que todavía está fría y que al romperse produce sismos.

“Pensemos que esa roca se está doblando y, en ese proceso, se quiebra, por eso se producen los movimientos telúricos”, explica la profesora Dimaté.

Sin embargo, a pesar de su frecuencia, estos movimientos se originan debajo de la Mesa de los Santos a gran profundidad, por lo que diariamente la Red Sismológica registra unos 30 sismos o más, pero de muy baja intensidad.

“Aunque la gran mayoría son imperceptibles en todo el territorio nacional, en Bucaramanga y en los municipios cercanos, al estar  encima del epicentro, los sismos se sienten con más potencia”, comenta la profesora del Departamento de Geociencias.

Además, asegura que a pesar de ser la zona con más movimientos telúricos del país, no es la que representa mayor riesgo, debido a que las ondas sísmicas llegan bastante atenuadas a la superficie, por la misma profundidad.

A pesar de que este municipio santandereano está muy cerca al Cañón del Chicamocha, esto no tiene una relación directa con la falla debido a que éste es muy superficial. “Este nido está conectado a una zona de sismicidad que se extiende por debajo de la Cordillera Oriental y de la Serranía del Perijá, pero también a gran profundidad”, señala la experta.

Este tipo de falla es muy diferente a la de San Andrés, ya que esta última es superficial y suele romper la parte más externa del planeta.

“Este tipo de sismicidad más profunda es comparable a una parte de Rumania y a otra del borde occidental de la India. Las tres zonas de este tipo, son las  más conocidas en el mundo por tener una sismicidad muy frecuente y de profundidades importantes”, concluye la profesora Dimaté.

——–