LA TABLA OUIJA: EL TELÉGRAFO DE LOS MUERTOS

PARECE UN INOCENTE JUEGO DE MESA

PARECE UN INOCENTE JUEGO DE MESA

Para muchos, el famoso tablero ouija con el cual se pueden invocar espíritus de los muertos es una puerta a lo desconocido, un acceso directo de comunicación con toda clase de presencias sobrenaturales, muchas de ellas demoníacas.

Hay quienes afirman que la tabla ouija es el telégrafo de los muertos.

El origen de la Ouija, tablero dotado de letras y números con el que supuestamente se puede entablar contacto con los espíritus de los muertos, es impreciso. Un tablero bastante parecido a una Ouija fue encontrado alrededor del año 1.200 A.C. en China, país donde algunos sabios acostumbraban mover un palo alrededor de una bandeja llena de arena para comunicarse con los espíritus del más allá.

Otras fuentes afirman que Pitágoras, en el 540 A.C. realizó sesiones de espiritismo con una especie de tablero con ruedas que él mismo denominó “la tabla mística”.

La ouija se popularizó de la mano de la moda espiritista que se extendió por todo Occidente a finales del siglo XIX. Adquirió tal fama que muchas personas comenzaron a organizar sesiones ocultas para, supuestamente, conversar con los espíritus, espíritus que contestaban mediante una serie de golpes a la mesa o sacudidas al cuerpo de quien preguntaba. Se cuenta, por ejemplo, que Mary Todd Lincoln, esposa del Presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln, celebró sesiones en la misma Casa Blanca de forma regular para comunicarse con sus hijos fallecidos.

SESIÓN DE ESPIRITISMO CON TABLA OUIJA A BORDO

SESIÓN DE ESPIRITISMO CON TABLA OUIJA A BORDO

En aquel entonces los métodos de adivinación incluían el balanceo de un péndulo sobre una placa que tenía letras alrededor del borde o el uso de una tabla entera para indicar las letras dibujadas en el suelo. En 1890 los empresarios Elijah Bond y Charles Kennard patentaron una tabla con el alfabeto escrito, inventando así la tabla Ouija como se le conoce en la actualidad.

Después de las dos guerras mundiales, la demanda de las tablas Ouija aumentó considerablemente debido al interés de las viudas por comunicarse con sus maridos muertos en combate. Aleister Crowley, el famoso ocultista inglés que en el siglo pasado fundó una filosofía religiosa, también impulsó el uso de este tablero, del que afirmó que “no es ningún juego y las personas que lo utilizan caminan en un terreno peligroso, pues le dan permiso a cualquier espíritu desconocido para que se apodere de ellos”.

David Farrant, jefe de la British Psychic and Occult Society, califica a la Ouija como una vía hacia fuerzas poderosas y maléficas. “Las personas que juegan a la Ouija podrían verse afectadas por las energías negativas de las que son portadoras tales entes. En ciertos casos podrían darse incluso posesiones entre los participantes que estén tratando de comunicarse con los espíritus”, aseguró.

Los casos sangrientos relacionados con el uso de la Ouija no son escasos. En 1972, Jennifer Lynn Sprigman, una niña de 14 años que vivía en Illinois, jugó a la Ouija con una compañera de la escuela y lo primero que le preguntó a la tabla fue a qué edad iba a morir. La aguja dio como resultado el número 18 y posteriormente apuntó las palabras “asesinada” y “estrangulada”. El 3 de octubre de 1976, dos semanas antes de que Lynn cumpliera 18 años, la chica falleció a manos de un estrangulador que jamás fue capturado.

POSESIÓN DEMONÍACA ORIGINADA EN LA OUIJA

POSESIÓN DEMONÍACA ORIGINADA EN LA OUIJA

En 1995 en Arkansas, dos jóvenes de 20 años que profesaban el satanismo invitaron a otros dos amigos a jugar a la Ouija para supuestamente comunicarse con un ser del más allá, a quien ellos nombraban como “el amo”. Los mismos muchachos terminaron apuñalando a sus invitados y cuando fueron internados en un hospital psiquiátrico aseguraron que “el amo”, por medio de la Ouija, les había ordenado actuar de esa manera.

En un caso más reciente, un adolescente de 15 años identificado como Colin Roberts fue encontrado colgado de un árbol junto a una iglesia de Belfast, después de que un espíritu malvado supuestamente le hablase por medio de la Ouija.

Y hace poco tiempo en Perú, una adolescente fue internada en un hospital con supuestos signos de posesión demoníaca, después de haberse reunido con un grupo de amigas de su colegio a jugar Ouija en la casa de una de ellas.

A nivel local, un par de años atrás en la Ciudadela Real de Minas de Bucaramanga dos jovencitas estudiantes del Colegio El Pilar debieron ser internadas en un centro siquiátrico varios días luego de jugar con la tabla ouija.  Ambas presentaban síntomas de sufrir una posesión demoníaca.

En la costa atlántica colombiana parece frecuente la práctica de este perverso juego y son constantes los episodios en que sus concurrentes aparecen presuntamente poseídos por espíritus satánicos.

——