LAS INCONGRUENCIAS Y MAJADERÍAS DEL MÁS BELLO ESPECTÁCULO DEL MUNDO : EL FÚTBOL

EL FÚTBOL, COMO NINGÚN OTRO ESPECTÁCULO, APASIONA A MILLONES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO

Por Héctor Gómez Kabariq

Confieso que soy amante del fútbol “de toda la vida”. Desde “chiquito”, cuando por razones de edad y de estatura me dejaban entrar gratis al estadio Alfonso López de Bucaramanga, (de paso, jamás he entendido por qué le ponen a algunos escenarios deportivos los nombres de los políticos).

Dejé de ir a estadio alguno desde aquel fatídico 11 de Octubre de 1981 cuando unos miserables que prestaban servicio militar, a bala asesinaron a cuatro hinchas y dejaron heridos a unos doce más en el Alfonso López cuando el Atlético Bucaramanga jugaba contra el Junior. El árbitro responsable de la tragedia, un ladrón del deporte, fue Eduardo Peña.

Pero soy uno de los más fieles seguidores a través de la televisión de todo lo que se llame fútbol. Mundiales, suramericanos, nacionales, regionales, copas de todos los países y continentes, etc. Cada día veo entre 3 y 4 partidos de cualquier parte del planeta. Desayuno fútbol, almuerzo fútbol, ceno fútbol y sueño fútbol. Representando a una cadena radial, fui el portero menos vencido de un equipo de microfútbol en varios campeonatos de prensa y radio.

Hoy no sé cómo se llaman los ministros del Gobierno de Santos pero puedo decir de memoria las alineaciones de la Selección Colombia, del Real Madrid, del Barcelona, del Inter y de mi Santafecito Lindo, entre otros.

Bajo las anteriores premisas, nunca he podido entender algunas cosas que hacen parte del más bello espectáculo del planeta: el fútbol.

RADAMEL FALCAO Y JAMES RODRÍGUEZ, MÁXIMOS EXPONENTES DEL FÚTBOL COLOMBIANO

Veamos :

— Por qué los técnicos asisten de saco y corbata, (algunos hasta con chaleco), a un evento que se juega al aire libre, bajo el sol, en pantaloneta y camiseta, y que consiste en darle patadas a un balón ?. Es tanto como ir a un matrimonio vistiendo uniforme de futbolista.

— Si el gol es el orgasmo del fútbol, por qué existen reglas como el “fuera de lugar” para impedir que haya un mayor número de goles (orgasmos) ?. Por qué no facilitan las cosas para que los hinchas se diviertan y se emocionen más ?.  Y peor cuando quedan cero a cero.  Queda uno más aburrido. En baloncesto se viven decenas de orgasmos. Qué tal que en el baloncesto o en el béisbol existiesen reglas prohibitivas que produjeran resultados de cero a cero ?.

— Por qué los árbitros son considerados infalibles en sus decisiones y cuando hay dudas no miran primero en una pantalla la repetición de las jugadas, para que no se cometan tantas injusticias ?.  Infalible no es ni el Papa, por muy sucesor de Cristo que sea. Soy partidario de que se use el VAR de forma obligatoria.

— Por qué cuando el balón pega en el brazo o en el antebrazo de un jugador, los narradores dicen que fue “mano” ?.

— Por qué esos mismos narradores hablan de “tiro al arco”, cuando en realidad la portería no es un arco sino un rectángulo ?.

— Por qué cuando un partido queda cero a cero, a cada equipo le dan un punto ?. Si no hay goles, (la esencia del fútbol), ningún equipo debería recibir punto alguno.

— Las empresas privadas que patrocinan el fútbol lo hacen esperando que sus símbolos y nombres aparezcan en la televisión.  Por qué entonces cuando se produce un gol y las cámaras enfocan todas a su autor, éste se quita la camiseta para que en ese momento cumbre no se vea el nombre de su patrocinador ?.  Acaso en los demás deportes hacen lo mismo ?.  Por el contrario, en el ciclismo por ejemplo, los pedalistas al cruzar la meta se cierran la camiseta y se ponen la cachucha de sus patrocinadores.  Han visto a algún ciclista quitarse la camiseta al ganar una etapa ?.

EL ATLÉTICO BUCARAMANGA, INSIGNIA DEL BALOMPIÉ SANTANDEREANO

— Por qué los narradores y comentaristas del fútbol rinden pleitesía a un ciudadano como Diego Armando Maradona que, por más buen futbolista que fuera, ha sido un adicto a la cocaína que da mal ejemplo a deportistas y no deportistas ?.  En el ciclismo quedó proscrito como caso vergonzoso el pedalista Lance Armstrong y hoy nadie lo pone como ejemplo de buen deportista.

— Por qué todavía algunos narradores hablan de “tiempo de descuento” cuando el árbitro adiciona algunos minutos después de los 90 reglamentarios ?.  Ese no es un descuento. Todo lo contrario. Es una adición.

— Por qué después de tantos años, (más de 50), quienes siguen el fútbol a través de la radio o la televisión tienen que seguir soportando a sujetos inmamables como Carlos Antonio Vélez, Iván Mejía, William Vinasco, Adolfo Pérez, etc.?.  Por qué los segundones de ellos siguen siendo segundones ?. No hay en Colombia nadie más capaz y menos insufrible que ellos ?

— En Colombia un estadio de fútbol vale 200 mil millones o 300 mil millones de pesos como mínimo.  Por qué el gobierno entrega con carácter de exclusividad un estadio de esos a una empresa privada dueña de un equipo de fútbol a cambio de míseros 8 o 10 millones de pesos mensuales ?.  Nadie del pueblo con cuyos impuestos se construyen los estadios,  puede usar esos escenarios.

Podría seguir enumerando muchas otras incongruencias y majaderías del más bello espectáculo del mundo, el fútbol, pero me haría interminable. Sería más aburridor que un partido cuando finaliza cero a cero.  Que lo diga mi buen amigo Juan Manuel González Bustos, excelente profesional y experto conocedor como nadie de todo lo que tiene que ver con este bello deporte.

——–