LOS CANDIDATOS PRESIDENCIALES SON TAN MALOS, QUE PETRO VA GANANDO EN LAS ENCUESTAS

GUSTAVO PETRO APARECE EN PRIMER LUGAR EN LAS MÁS RECIENTES ENCUESTAS

Algunos sectores de opinión se declaran “altamente sorprendidos y asustados” por la aparición en primer lugar del candidato y exguerrillero del M-19 Gustavo Petro en las encuestas que se hacen frente a la elección presidencial de este año para escoger al sucesor de Juan Manuel Santos.

La explicación es muy sencilla : los demás candidatos son tan malos, políticamente hablando, que un astuto  y embaucador personaje como Petro fácilmente los supera con un discurso populista y con unas promesas irrealizables. Veamos.

El candidato del partido liberal, Humberto de la Calle, además de no decir nada, es visto como el culpable del criticado acuerdo de impunidad que lograron el gobierno y las guerrillas de las FARC en Cuba. Y con razón. Este candidato fue el jefe de la delegación del gobierno en esas negociaciones. Además el partido liberal tiene muy mala imagen.

El candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, es prepotente, arrogante, pendenciero y humillador. Y habiendo sido vicepresidente de este gobierno, a él se le atribuye alta responsabilidad en todos los desaciertos y desafueros del Presidente Santos, cuya imagen positiva hoy es apenas del 14 por ciento.

Sergio Fajardo es un asexuado político. Nadie sabe si es de derecha, de centro o de izquierda, pues maneja un discurso sin fondo y sin compromisos que no se puede ubicar en ninguna parte. No es “ni chicha ni limoná” y eso a la gente no le gusta. La gente quiere alguien que tenga definición.

Del “candidato  que diga Uribe”, (en la consulta uribista del 11 de Marzo se sabrá si es Ordóñez, Ramírez o Duque, y todo indica que será este último a pesar de ser un desconocido), el problema es ese : Uribe. El país no tiene gratos recuerdos de las chuzadas, censuras, exenciones a los ricos, ataques al poder judicial, uso indebido del DAS y estilo dictatorial, que impuso el señor Uribe Vélez durante sus ocho años de presidencia.

Así las cosas, frente a De la Calle, Vargas, Fajardo y “el que diga Uribe” (Duque), ninguno de los cuales le llega al pueblo, aparece un Petro inteligente que está canalizando a su favor el descontento de las clases populares con el gobierno y con los políticos de siempre.

Ejemplos : como las EPS, (salvo la Nueva EPS que es del gobierno), prestan tan mal servicio y el pueblo las odia, Petro promete acabarlas y dejar ese servicio totalmente en manos del Estado.  Como a la gente pobre no le alcanza el dinero ni para cubrir los servicios públicos, Petro anuncia subsidios para el transporte público, el agua, la luz y el aseo, como lo hizo cuando fue alcalde de Bogotá. Cuando los jóvenes dicen que no tienen dinero para pagar sus carreras universitarias, Petro anuncia que a través del Icetex otorgará créditos condonables. Cuando empezaron a compararlo con el Presidente Maduro de Venezuela y a ubicarlo como amigo del “castrochavismo”, Petro hábilmente empezó a criticar a Maduro y a los Castro.

Y eso le está llegando a la gente.

De manera que si Gustavo Petro aparece de primero en las encuestas y asusta a la gente, eso no es culpa de Petro. Es culpa de los demás candidatos que son más malos que él, políticamente hablando.

Algunos analistas políticos aprecian que las cosas podrían cambiar en contra de Petro si la consulta del uribismo la gana Alejandro Ordóñez o la gana Martha Lucía Ramírez. Pero ello es muy improbable. Uribe ya ha dicho que “el suyo” es Duque. Y en el uribismo el que manda es Uribe.

——–