LOS PÁRAMOS NO SE TOCAN (III) -POR JAIME FORERO GÓMEZ-

JAIME FORERO GÓMEZ

Por Jaime Forero Gómez

La información que se comenta, siempre está estudiada y resumida de las revistas científicas de salud más importantes del mundo. Como algunas personas ponen en duda estas notas, los invito a escribirme y con gusto les envío los artículos completos para que analicen cada tema con fundamento científico.

Una cosa es minería en llanuras, desiertos y otra en páramos. Desconfiar de esta información para confundir, es la mayor canallada que se le hace a la población que nos lee, buscando desinformar sobre el daño irreversible que se producirá y que afectará más a la salud de sus hijos y nietos e incluso a las personas mayores.

Además, quien tenga información sobre el tema, la recibo con gran aprecio. El problema es que no me han entregado un solo artículo diferente a cómo se abren huecos en la tierra y se rellenan con concreto, lo que no impide la filtración del arsénico.

De lo único que creo puedo hablar con algún fundamento, es de salud y prevención de enfermedad y como lo manifiesto desde la primera columna, no tengo intereses de ninguna clase ni recibo salarios ni comisiones de nadie. Por actuar así me ha tocado retirarme de diversas instituciones donde no comparto conductas que vayan en contra de la ética médica.

Es triste cómo esa “propaganda negra” radial pretende manipular las conciencias de gente humilde, distorsionando las mentes como sucede hace cientos de años.

La destrucción de Santurbán y cordillera Oriental va a ser total. La salud humana y animal se deteriorará en proporciones descomunales. No pueden seguir mintiendo sobre el daño severo en la región. No pueden negar que el valle de la quebrada Caneyes y alrededores será sepultado por piedras y concreto desertificándolo. La zona es sísmica. El riesgo de otro Armero es total pudiendo en cualquier movimiento sísmico desaparecer a Suratá y alrededores destruyendo los municipios de agua abajo en la cuenca del mismo nombre.

Finalmente, ¿quién pagará a perpetuidad, el mantenimiento de los drenajes de los depósitos? Gobernantes, no olvidemos las políticas públicas sociales: el turismo es el futuro.

(Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com)

——-