MEDICINA FUNCIONAL : EL FUTURO (POR JAIME FORERO GÓMEZ)

JAIME FORERO GÓMEZ

Por Jaime Forero Gómez

¿En qué momento comenzamos a practicarla?. Tal vez hace 19 años cuando empezamos la administración de probióticos con bifidobacterias a los prematuros. ¿Cuántos prematuros se han salvado en el mundo creciendo sin secuelas? Cifras ya inimaginables.

Tomar la decisión de administrar una bacteria a un niño prematuro fue romper un paradigma “absoluto” en medicina para controlar una enfermedad llamada enterocolitis. Hipócrates ya lo decía hace miles de años que las enfermedades, todas, nacían en el intestino y el premio Nobel de Medicina, Metchinoff, experimentando en sí mismo, descubre las bacterias benéficas logrando controlar el cólera que estaba matando a la población rusa.

El mejor alimento del mundo, la leche materna, le da al niño millones de bifidobacterias diariamente, “construyéndole” un sistema de defensa eficiente. Las bifidobacterias necesitan comer y el mejor alimento son las verduras y granos que empezamos a darle al niño a partir del 5 mes de vida.

¿Quién iba a imaginar que el intestino comanda al cerebro y que la mente y espíritu son vitales para el desarrollo de un cuerpo sano?. Espíritu, nutrición, intestino y mente previenen, sanan y curan cuando están equilibrados. Se necesitan mutuamente.

Ya sabemos qué es la epigenética; podemos reprogramar el cuerpo y no necesariamente con medicamentos químicos. Lo podemos equilibrar a cualquier edad. La contaminación ambiental especialmente derivados del petróleo y minería que nunca será sostenible ni saludable, colorantes, preservativos, químicos, antibióticos innecesarios, automedicación, alimentos procesados y bebidas azucaradas, hay que evitarlos. El agua es vital. Lo que hacemos con nuestros cuerpos hoy afecta hasta la tercera generación; es decir, los bisnietos.

La medicina funcional es la medicina del futuro. Ya existen diversas herramientas y productos naturales eficientes incluyendo probióticos con bifidobacterias para curar las diferentes dolencias. Es vital prevenir antes de nacer.

(Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com)

——-