¡MINISTRA LESBIANA SE RAJÓ EN EL PARO DE MAESTROS!

Por Giovanni Agudelo Mancera

Lo primero que debemos decir de la ministra de educación Gina Parody es que no sabe sacar un promedio, parece que las matemáticas no son su fuerte, bueno es abogada, en teoría no tiene por qué saberlo, pero sí debe asesorarse bien antes de salir al aire a decir, para seguir con las matemáticas, cosas inexactas.

Según ella, un maestro gana en promedio $2.500.000, partiendo de la base que el sueldo más alto es de $5.670.000 y el más bajo de $1.000.000. La forma absurda en que ella saca dicho promedio, arrojaría, que multiplicando $2.500.000 por 330 mil, que es el número aproximado de maestros, nos daría lo que cuesta la nómina oficial de estos trabajadores, lo cual es totalmente disparatado, porque esa operación daría un resultado de $ 825.000.000.000 (ochocientos veinticinco mil millones de pesos), pero ella misma afirma que la nómina de los maestros es de 20 billones, lo que quiere decir que si dividimos esa cifra entre el número de maestros, así: $20.000.000.000.000 dividido 330.000 maestros = salario promedio de los maestros $60.606.060. Entonces, como dice una lectora nuestra, Jaqueline Rodríguez, quien también es maestra, ´´¿al fin qué?, nos ganamos dos millones y medio, o sesenta millones, mejor dicho, todas las cifras que da la ministra son falsas´´.

MINISTRA DE EDUCACIÓN GINA PARODY

MINISTRA DE EDUCACIÓN GINA PARODY

Según ese ´innovador´ planteamiento de Parody, donde hace promedios simples y no ponderados, para salirse por la tangente, y como circula satíricamente en las redes, si un ministro gana $21.045.411, y el salario mínimo es de $644.000, un colombiano gana en promedio $10.844.000. ´´Ahora sí salimos de la olla, gracias ministra Parody´´, así dicen los ´memes´ en internet.

La arrogancia, imponencia y prepotencia de la ministra tiene a cerca de 9 millones de estudiantes sin poder ir a clase. Es tal su desconocimiento de la problemática de los maestros, que cada vez que sale a dar declaraciones, incurre en una, y en otra, y en otra, y en  otra equivocación. Parece que a ella la asesora el enemigo, y el presidente, como es su talante, no sale a dar la cara, porque él no da puntada sin dedal, sabe que le incumplió a los docentes, que les prometió esta vida y la otra para lograr su reelección y ahora se esconde detrás de la ministra, y es ella la que está perdiendo caudal político.

En cualquier país desarrollado y agradecido los maestros tienen salarios justos, porque son ellos quienes educan a los niños y jóvenes, que serán los que tomarán las riendas de su nación, acá en Colombia es todo lo contrario, los docentes reciben salarios de hambre, pensiones miserables y se les castiga porque enseñan a nuestros hijos. Los maestros ganan el 28 por ciento menos de lo que se le paga a otros funcionarios del gobierno del mismo nivel y de igual calificación.

LAS MINISTRAS GINA PARODY Y CECILIA ALVAREZ

LAS MINISTRAS GINA PARODY Y CECILIA ALVAREZ NO OCULTAN SU RELACIÓN

Santos al incumplirles e ignorarlos, y la ministra de educación al pretender callarlos, amenazándolos con no pagarles, demuestran su estirpe neoliberal y lo arrodillados que están ante los mandamientos  de la OCDE, (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Ese ´cuentico chino´ que el presidente le apuesta a la educación pública no es cierto, su política solo apoya la educación privada. Como dice el senador Jorge Robledo, la educación debe ser universal, y para ser universal debe ser pública y gratuita.

El concejal Yesid García también tiene razón cuando dice que la ministra debe negociar en medio del paro, si el gobierno habla con las FARC en medio de la guerra, ¿por qué no lo va a hacer con los docentes en medio de la protesta?.

En este momento, si se hiciera una encuesta, la favorabilidad de la ministra está como los sueldos de los maestros, por el piso, si tenía pensado ser alguna vez alcalde de Bogotá, ¡que se olvide de eso!.

Está visto que en Colombia se le escucha más a los narcoterroristas que a los docentes, que quienes cometen delitos de lesa humanidad tienen más privilegios que aquellos que dedican su vida con sacrificio y vocación a enseñar a nuestros hijos

Para terminar, ¿no les parece amigos lectores que muchos de nuestros senadores se disfrazan de ser la ´voz del pueblo´ hasta que se les ofrece y aceptan un cargo público, como es el caso del ahora ministro del interior Juan Fernando Cristo o la ministra Parody?. Llegan a esos puestos y se les olvida su discurso a favor de quienes los eligieron y se vuelven los mejores nuevos amigos del presidente.

¡Qué ironía y que paradoja!. La Parody con calificación sobresaliente como senadora y directora del SENA y DEFICIENTE como ministra.

¡NADA PILA! Ministra.

(eltiempo.com)

——-