¡ NI SE LE OCURRA RENUNCIAR ALCALDE !

HÉCTOR GÓMEZ KABARIQ

Por Héctor Gómez Kabariq

A raíz del escándalo que está rodeando al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández por el supermillonario contrato que le iba a adjudicar a dedo a la empresa Vitalogic, acto por el cual según documento autenticado en Notaría uno de sus hijos recibiría 100 millones de dólares de comisión, (300 mil millones de pesos), algunos analistas políticos consideran que el funcionario debe renunciar al cargo por razones de ética.

Con todo respeto, creo que el alcalde no debe renunciar.  Así su hijo aparezca en el centro del escándalo, así haya sido mencionada en este lío su esposa, así se hubiese reunido previamente en privado con los señores de Vitalogic y así el documento del torcido haya sido redactado en su empresa HG, esas no son razones para que renuncie.

Como tampoco importa que no haya cumplido con las 25 mil viviendas que  prometió en la campaña electoral, ni con las canchas en todos los barrios pobres, ni con la solución al caos vehicular, ni con el remedio anunciado para la crisis de las basuras, ni con el arreglo de las calles, ni con la recuperación de Metrolínea, ni con…

Así esta semana por decisión judicial se hubiese visto obligado a retractarse de las calumnias que lanzó contra el Contralor Auxiliar, eso no importa alcalde.

Recordemos que en el escándalo del proceso 8 mil por el ingreso de 15 mil millones de pesos mafiosos a la campaña de Samper, algunos consideraron que por ética el Presidente debería haber renunciado. Y no renunció. Cuando estalló el escándalo de Odebrecht con la ruta del Sol II, no faltó quienes dijeran que por ética deberían haber renunciado la Ministra Cecilia Alvarez y su pareja la ministra Gina Parody. Y no renunciaron.

Cuando se destapó el torcido de los sobornos de Odebrecht, algunos opinaron que varios funcionarios cercanos al Presidente Santos por ética debían haber renunciado. Y no renunciaron. Se hablaba de 20 mil millones de pesos. Cuando se descubrió el “cartel de la toga” por unos dos mil o tres mil millones de pesos que ciertos implicados dizque pagaron a algunos magistrados por su absolución, se pidió la renuncia de estos juristas por razones de ética, pero ninguno lo hizo.

Cuando comenzaron a conocerse los chanchullos del alcalde de Bucaramanga Lucho Bohórquez muchos le pidieron que, por ética renunciara, pero no quiso.

Alcalde, no le pare bolas a eso de la ética. Solo sirve para prometerla en campañas políticas y ganar las elecciones. Pero nada más. Usted sabe que los electores son unos idiotas desmemoriados que olvidan fácilmente las promesas por las cuales votan.

Puede ser que no tener ética, no sea lógico ni estético. Pero tranquilo. En unos días estallará otro escándalo con protagonistas diferentes y la gente se olvidará del torcido, de su hijo, de su esposa, de HG, del documento, de la Notaría, del contrato a dedo, de los 100 millones de dólares de comisión y de Vitalogic y usted seguirá delante en las encuestas de opinión.

La gente es así de estúpida.

Ni se le ocurra renunciar alcalde. No se preocupe.

——–