¿ OTRO CHANCHULLO EN LA GOBERNACIÓN DE SANTANDER CON LA ALIMENTACIÓN DE LOS NIÑOS ?

SE TRATA DE LA ALIMENTACIÓN PARA ESTUDIANTES POBRES DE 83 MUNICIPIOS DE SANTANDER

A pesar de que quien fuera Secretaria de Educación del actual gobierno de Santander, Ana de Dios Tarazona, se halla en la cárcel por presuntos delitos cometidos en la adjudicación del Plan de Alimentación Escolar –PAE- de este año, la administración del Gobernador Didier Tavera parece no haber aprendido la lección y se encamina a cometer las mismas arbitrariedades.

Así se desprende de las nuevas denuncias que ha formulado el Comité de Transparencia por Santander, (el mismo que destapó los anteriores chanchullos), al proceso licitatorio que adelanta la Gobernación para el PAE del año entrante.

Y tal como ocurrió este año, la gobernación no presta atención a las denuncias. La licitación se acerca a los 25 mil millones de pesos y solo comprende los primeros 52 días de clases del año entrante.

La directora del Comité de Transparencia, María Juliana Acevedo, ha advertido que se trata de las mismas recomendaciones que ya le habían formulado en el 2016 a la Gobernación de Santander para blindar la transparencia de la contratación de los PAE, las cuales no fueron admitidas por la administración del Gobernador Didier Tavera, con las consecuencias penales que hoy se están viviendo.

Una de las advertencias se enfoca en la posibilidad de cambiar el modelo de operación del PAE en Santander a efecto de facilitar su operatividad y permitir la presencia de un mayor número de oferentes, evitando que el proceso se amarre para favorecer a un solo proponente amigo de la Gobernación que ya tiene montajes en todos los municipios, como siempre ha sucedido.

Acebedo señala que hay tres alternativas :

En la primera de ellas, el Comité propone dividir la contratación del PAE entre seis oferentes distintos quienes se encargarían de la operación del PAE en cada una de las seis provincias de Santander.

En la segunda, Acebedo contempla un proceso licitatorio donde sea viable operar el PAE con tres contratistas, quienes deberán contar con un proveedor local en cada municipio.

Y la tercera opción dice que se podría realizar una licitación donde sea viable operar el PAE con tres contratistas, quienes deberán ejecutar el programa con las asociaciones de padres de familia de las instituciones educativas.

Lo grave es que en la Gobernación de Santander, para favorecer a sus amigos, tienen amarrados los términos y a solo 15 días de que comience el nuevo año escolar ya no habría tiempo para realizar los ajustes respetando la ley.  O se tendría que iniciar el año sin brindar alimentación a los estudiantes pobres de 83 de los 87 municipios del departamento.

Igualmente el Comité de Transparencia ha hecho saber que la Gobernación de Santander no ha adelantado un estudio real de costos para establecer el valor efectivo del suministro de los alimentos. Al parecer, el valor lo fijan a ojo y atendiendo lo que sugieran los mismos proponentes.

——–