ELEVAN PLIEGO DE CARGOS AL ALCALDE HERNÁNDEZ Y A SU SECRETARIO AZUERO POR TRAMPOSOS

EL ALCALDE RODOLFO HERNÁNDEZ Y EL JEFE DE GOBERNANZA MANOLO AZUERO (Foto tomada de Vanguardia Liberal)

La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos contra el alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández Suárez y contra el “jefe de gobernanza” Manolo Azuero Figueroa por hacerle trampa a la normatividad legal que regula las calidades de los funcionarios y el procedimiento para su posesión.

Según el Ministerio Público, el alcalde Hernández violó la ley al nombrar y posesionar a Azuero en dos cargos sin que reuniera los requisitos de ley exigidos para ejercerlos; en tanto que Azuero también violó la ley por haber suministrado datos y presentado documentos inexactos a fin de posesionarse sin reunir esos requisitos exigidos.

Es decir, al primero por haberlo nombrado y posesionado ilícitamente y al segundo por haberse posesionado también ilícitamente. Como quien dice, por haberle hecho trampa a la ley.

La Procuraduría acusó al alcalde de haber cometido “una falta grave a título de culpa grave” y a Azuero de “haber cometido una falta gravísima a título de dolo”.

El siguiente es el texto del boletín que emitió la Procuraduría :

“La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos a Rodolfo Hernandez Suárez, actual alcalde de Bucaramanga, por presuntas irregularidades relacionadas con el nombramiento de un funcionario que no cumplía con los requisitos para ejercer el cargo.

El ente de control atribuyó a Hernández Suárez una posible incursión en prohibiciones al nombrar y permitir, presuntamente, que Manuel Francisco Azuero Figueroa, se posesionara en dos cargos para ejercer funciones en la administración municipal sin que cumpliera los requisitos para ninguno de ellos.

Así mismo se formularon cargos contra Manuel Francisco Azuero Figueroa, quien se desempeñó como Profesional Universitario código 219, entre el 12 de enero de 2016 y el 26 de julio del mismo año  y Asesor código 105 de la alcaldía de Bucaramanga, entre el 27 de julio de 2016 y el 2 de marzo de 2017, por presuntamente haber suministrado datos inexactos y documentación con contenidos que no correspondían a la experiencia exigida para ejercer los cargos señalados, y no haber acreditado que contaba con tarjeta profesional.

El Ministerio Público señaló que los funcionarios pudieron trasgredir los principios de moralidad y transparencia que deben regir las acciones de los servidores públicos, por lo que calificó provisionalmente la falta del alcalde como grave a título de culpa grave, y la de Azuero Figueroa como falta gravísima a título de dolo, por la presunta entrega de certificados que no correspondían a la realidad de su experiencia profesional”.

A partir de ahora la Procuraduría entrará a analizar los descargos de los dos acusados para finalmente emitir una decisión que puede ir desde la suspensión temporal hasta su destitución.

Cabe anotar que además de este caso, la Procuraduría adelanta igualmente otro proceso contra Hernández por un contrato para el tratamiento de las basuras de la ciudad que estuvo a punto de firmar con la empresa Vitalogic y por el cual uno de sus hijos iba a recibir una comisión ilícita de 300 mil millones de pesos, y por participar en política electoral desde el cargo de alcalde.

——-