CHANCHULLO : POR DESVIAR SUS RECURSOS, LA CÁMARA DE COMERCIO DE BUCARAMANGA ESTÁ A PUNTO DE PERDER $1.340 MILLONES

La Contraloría determinó un hallazgo fiscal por $1.340 millones en la Cámara de Comercio de Bucaramanga, originado en una riesgosa operación bursátil en Interbolsa, financiera que “tumbó” a miles de ahorradores colombianos. El dinero proviene de los comerciantes santandereanos afiliados a la Cámara y puede perderse

EL DINERO PROVIENE DE LOS COMERCIANTES DE BUCARAMANGA

EL DINERO PROVIENE DE LOS COMERCIANTES DE BUCARAMANGA

Un hallazgo fiscal por $1.340 millones de pesos estableció la Contraloría General de la República en auditoría a la Cámara de Comercio de Bucaramanga, por un detrimento de recursos públicos originado en una riesgosa operación bursátil por ese monto que realizó esta entidad en la liquidada Interbolsa.

La Contraloría determinó que la Cámara de Comercio de la capital de Santander realizó una inversión temporal de recursos públicos dentro de una operación Repo con la firma de Valores Interbolsa, para lo cual entregó el día 12 de 2012, la suma de $1.340 millones, cuyo vencimiento acontecía el 13 de noviembre del mismo año y por el cual se debía recibir $ 7 millones como rendimiento, para un total de $1.347 millones.

Dicha suma  fue respaldada con un paquete de 36.4 millones de acciones de Fabricato, a razón de $32 valor comercial por acción, según certificación del 29 de Enero de 2014 entregada por dicha empresa.

Sin embargo, el primer cuestionamiento que hizo la Contraloría es que “la ganancia esperada resulta (…) riesgosa al equiparar el monto esperado como rendimiento frente al valor de la inversión misma, desconociendo que eran de público conocimiento los ruidos bursátiles del mercado desde diciembre de 2011, cuando la Superintendencia Financiera ordenó a Interbolsa desmontar la operación de venta de Fabricato, lo que indica que la inversión nunca estuvo dentro del rango de seguridad”.

A diciembre 31 de 2014, el valor de la inversión certificado por la  Bolsa de Valores de Colombia fue de $11,20 pesos por acción, con lo cual las mismas se desvalorizaron en $20,80 (-65%) respecto del valor reconocido  inicialmente por acción, según certificación del 29 de Enero de 2014 entregada por dicha entidad.

LAS EXPLICACIONES DEL PRESIDENTE DE LA CÁMARA, JUAN CAMILO BELTRÁN, NO CONVENCEN A NADIE

LAS EXPLICACIONES DEL PRESIDENTE DE LA CÁMARA, JUAN CAMILO BELTRÁN, NO CONVENCEN A NADIE

La Cámara de Comercio de Bucaramanga reconoció en sus estados financieros una provisión acumulada  de $ 932 millones, sobre el total invertido de $1.340 millones de pesos.

Para la Contraloría, existe pérdida de recursos públicos originados en una operación bursátil de $1.340 millones de pesos como faltante en las cuentas bancarias de los recursos públicos, como quiera que nunca fue propósito  invertir en acciones.

Cabe anotar que, según lo manifestado por la propia Cámara de Comercio, esta “…se encuentra como Acreedor No Masa…”, situación que la coloca en desventaja frente a los demás acreedores reconocidos con prelación y, así, entraría con un pasivo ordinario, donde se encuentran clasificados los acreedores que fueron tardíamente reconocidos, los cuales serían los últimos en recibir remanente”.

La Contraloría estableció así un hallazgo administrativo con presunta connotación disciplinaria y fiscal, en cuantía de $1.340 millones de pesos, por ausencia de seguimiento y control administrativo y financiero a la inversión realizada en Interbolsa.

Consideró el organismo de control que otro hecho que configura este hallazgo fiscal es “la carencia de toma de decisiones adecuadas y oportunas, basadas en la información bursátil obtenida desde el año 2011 y la no medición del riesgo del monto de la inversión frente al rendimiento o  ganancia esperada”.

La Contraloría fue enfática en señalar que los recursos públicos están para acrecentar la prestación de los diferentes servicios a cargo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga y no para realizar  inversiones riesgosas.

En síntesis, según la Contraloría General, la Cámara de Comercio de Bucaramanga no podía invertir sus recursos públicos en una entidad privada como Interbolsa; pero además de hacerlo, no les hizo seguimiento y no actuó oportunamente cuando se denunció la quiebra de la financiera.

Hoy, ese dinero está a punto de perderse, en detrimento de los comerciantes afiliados a la Cámara de Bucaramanga.

——-