¡ POR FIN SE MURIÓ EL PARTIDO LIBERAL !

El partido liberal, el de la bandera roja, pasó de ser la mayor y más grande colectividad de la política colombiana, a convertirse en algo marginal e intrascendente

HORACIO SERPA Y ERNESTO SAMPER, DOS DE LOS PRINCIPALES CULPABLES DEL DESASTRE LIBERAL

Lo que está ocurriendo hoy en el otrora “glorioso” Partido Liberal Colombiano marca el acabose de esa colectividad política. Estar en estos días buscando cómo sacar del camino a su propio candidato presidencial Humberto de la Calle, (escogido en consulta interna), para ver cómo se le une a la candidatura del “independiente” Sergio Fajardo, significa que el liberalismo renuncia a sus postulados y se inclina ante una ideología ajena a esa colectividad, movido por razones burocráticas. Buscando puestos en un eventual próximo gobierno.

Lo grave es que Fajardo tampoco tiene posibilidad de ser el ganador en estas elecciones presidenciales.

Luego de ser el partido  mayoritario, hoy su candidato presidencial Humberto de la Calle apenas llega en las encuestas al dos por ciento, frente al 45 por ciento de quien las va encabezando, Iván Duque, del Centro Democrático.  Fajardo, al que se intentan unir los liberales, apenas tiene el 9 por ciento.

Tras la presidencia del liberal Ernesto Samper, (1994-1998), ese partido entró en una franca hecatombe. Samper, elegido Presidente con la financiación de los narcotraficantes del “cartel de Cali”, marcó el inicio del fin de la colectividad fundada hace 170 años.

A partir de 1998, el partido liberal no ha ganado ninguna elección presidencial y dejó de ser el de mayor número de curules en el Congreso de la República. Tampoco es el partido mayoritario en el número de alcaldes y gobernadores.

El año pasado los liberales hicieron una consulta en las urnas para escoger a su candidato presidencial. Apenas hubo 744 mil votos. Un estruendoso fracaso. Cuando escogieron a César Gaviria como candidato hubo 5 millones 400 mil votos.  La consulta del año pasado costó 40 mil millones de pesos, dinero que salió de los impuestos que pagan todos los colombianos.

Desde la incorporación de la figura de las consultas populares, los liberales se han sometido a 5 de ellas. La primera tuvo lugar en 1990, cuando César Gaviria se alzó con la victoria, luego de que cerca de 2.8 millones de liberales votaran por él. En aquella consulta, se depositó un total de 5.397.023 votos.

Lo significativo es que aquel año, el censo electoral era de 13.793.566, lo que significa que en esa consulta participaron el 39% de los ciudadanos.

Desde 1990 hasta la fecha, el liberalismo ha tenido que ver cómo pierde fuerza en todo el país, en buena medida por los múltiples escándalos de corrupción que ha protagonizado la colectividad que fue fundada en 1848.

De los 5.3 millones de liberales que participaron en el certamen que resultó en la designación de César Gaviria en 1990, se pasó a una votación total de 2.223.471 cuatro años después cuando, con 1.2 millones de votos, ganó Ernesto Samper.

Los liberales están cosechando lo que durante décadas han sembrado. Con el proceso 8000, cuando el liberalismo le vendió la dignidad de la República al cartel de Cali, sumado al desgobierno de Samper y el nefasto legado de Horacio Serpa, aquel partido se encargó de sepultarse a sí mismo.

Claramente, el liberalismo no es una opción real de poder. La ciudadanía le está pasando la cuenta de cobro por los abusos y la corrupción del gobierno de Santos, del que ese partido es socio incondicional.

Los liberales coadyuvaron en el robo del plebiscito de la paz y se constituyeron en los motores de la desinstitucionalización a la que está siendo sometida Colombia, con ocasión de la implementación del acuerdo ilegítimo celebrado entre Santos y la guerrilla de las FARC.

Hasta antes de las elecciones del pasado 11 de Marzo la bancada roja contaba con 17 senadores. Ahora quedó con 14, escasamente el 10 por ciento del Senado.

La politiquería, la corrupción, Samper, Serpa, Santos, y la vanidad de su jefe Cesar Gaviria, volvieron pedazos el proyecto político que hace 170 años le presentó al país don Ezequiel Rojas.

Se murió el Partido Liberal Colombiano.

——–