¿ QUÉ HACER EN CASO DE UNA QUEMADURA ?

LOS NIÑOS SON, GENERALMENTE, LOS MÁS AFECTADOS

LOS NIÑOS SON, GENERALMENTE, LOS MÁS AFECTADOS

Muchos son los factores que se deben tener en cuenta para prevenir situaciones lamentables en esta temporada de celebraciones pues, aunque sean causantes de quemaduras pequeñas en relación con la “extensión”, pueden resultar profundas y deben ser atendidas por un médico.

Las lesiones por quemaduras pueden darse dentro de los hogares o pueden ser provocadas por las “velitas”, faroles, o por aceite caliente (por ejemplo al hacer buñuelos) o por agua hirviendo (por ejemplo al hacer tamales) o por daños o mal manejo de las luces que adornan pesebres y ventanas y árboles de Navidad y claro!, por la manipulación de la pólvora.

La Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva – SCCP – apoya las campañas en contra de la manipulación de pólvora e invita a los adultos a dar ejemplo a los menores y a estar atentos para que no se den situaciones lamentables.

Hay que tener en cuenta que la pólvora puede producir dos tipos de quemaduras, una por la explosión (que destruye los tejidos) y otra por la llama.  Cuando es por explosión, pueden quedar áreas contaminadas que deben ser lavadas inmediatamente con agua sin poner remedios caseros que podrían llegar a agravar la lesión.  Si la quemadura se da por la llama y se enciende la ropa, cabe la posibilidad de que trozos de ésta se peguen a la piel o se incrusten en las heridas, caso en el que hay que evitar arrancar esos pedazos para que no se produzcan lesiones mayores o se pierda más piel  de la ya afectada.

Lo más indicado es no usar ninguna clase de pólvora.  No existe pólvora inofensiva. Toda clase de pólvora provoca quemaduras. Pero si se usa y alguien resulta quemado, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

  • Dejar caer mucha agua por unos 15 ó 20 minutos sobre las lesiones para enfriar la herida. Después acudir a un centro médico.
  • Para disminuir el riesgo de infección, evitar el uso de pomadas, cremas, harina, café, ceniza, tierra, crema dental, remedios caseros, o cualquier otro producto sobre las quemaduras. Esto podría complicar más al paciente e incluso contaminar las heridas.
  • Quitar la ropa y las joyas (cadenas, aretes, anillos) y otros objetos de la zona quemada.
  • Envolver el cuerpo de la persona afectada en una sábana limpia para apagar el fuego o hacerla rodar en el suelo y trasladarla inmediatamente al Centro de Salud, Hospital o Clínica más cercana, así la apariencia de la quemadura sea leve.

——-