SE DESTAPA EL CHANCHULLO DE LAS “DONACIONES” EXIGIDAS POR EL ALCALDE RODOLFO HERNÁNDEZ

MÁS LÍOS JUDICIALES PARA EL ALCALDE RODOLFO HERNÁNDEZ

Las “donaciones” que el alcalde Rodolfo Hernández exigió a los contratistas y proveedores de la Alcaldía en 2016 para, según el mandatario, mitigar el déficit que le había dejado la administración de Luis Francisco Bohórquez, podrían ponerlo en líos fiscales, disciplinarios, administrativos y penales.

Durante un debate en el Concejo Municipal, el concejal Uriel Ortíz presentó documentos de la Contraloría según los cuales varias empresas y personas naturales hicieron su contribución a las arcas de la Alcaldía durante 2016, justamente en la época en la que el alcalde hizo la exigencia pública.

“Si los proveedores quieren que les paguemos las cuentas, deben hacer una donación a las arcas de la alcaldía”, decía en ese entonces el alcalde Hernández.

Las pruebas del concejal demuestran donaciones por más de 90 millones de pesos, descontadas directamente del pago de cuentas de la alcaldía a las empresas CECAM y Galvis Ramírez y Compañía S.A., además de otras de reconocidos contratistas que desarrollan proyectos de infraestructura en la ciudad, que accedieron a hacerlas tras la exigencia del alcalde Hernández.

Fuentes de la administración municipal consultadas por BLU Radio reconocieron que la alcaldía sí recibió esos aportes en 2016, que podrían superar los 1.500 millones de pesos, pero advirtieron que no han ingresado al presupuesto ni se han gastado.

Según el concejal Ortíz, “la Contraloría y la Fiscalía deben investigar las irregularidades que se cometieron por haber exigido, como lo hizo públicamente el alcalde que pedía el 20 por ciento de cada cuenta por pagar a los contratistas del municipio”.

La secretaria de Hacienda de Bucaramanga, Olga Chacón, negó durante el debate que se hayan recibido tales donaciones, sin embargo, otras fuentes consultadas por BLU Radio sí las reconocen pero insisten en que esos recursos aunque deben estar en alguna cuenta bancaria de la Alcaldía, no tuvieron esa característica de donaciones.

La Contraloría de Bucaramanga ya tiene en la mira el asunto y ha comenzado a recolectar la documentación para iniciar la investigación.

El pasado 14 de marzo el alcalde Rodolfo Hernández sancionó el decreto 031 que reglamenta las donaciones que puedan hacer contratistas al municipio en dinero o en especie, pero lo que no se aclaró es de qué manera se van a ingresar al presupuesto los recursos ya captados por esas exigencias.

Lo que han explicado funcionarios de la Alcaldía extraoficialmente es que en la mayoría de los casos los recursos donados por particulares no han ingresados a las arcas oficiales directamente sino han sido partes de las cuentas por pagar que los proveedores han dejado de cobrar voluntariamente, explicación absurda que no merece ninguna credibilidad.

(Con el apoyo de Blu radio)

———