¿ HABRÁ FRAUDE EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL ?

EN COLOMBIA LAS AUTORIDADES ELECTORALES NO INSPIRAN CONFIANZA

Los fraudes en los que se han visto comprometidos algunos de sus funcionarios, le han venido quitando cada día mayor credibilidad a la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Se ha comprobado que en múltiples ocasiones las credenciales de concejales, diputados, representantes, senadores, alcaldes y gobernadores, (no se sabe las de presidente de la república), se han obtenido en los procesos de preconteo y escrutinio de los votos mediante el pago de millonarias sumas de dinero, adulterando el querer de los electores.

En Bucaramanga se comprobó uno de estos casos en los tiempos de Iván “el terrible”, (hoy preso por chanchullero), con la credencial de un concejal amigo de él. Hubo un ridículo proceso penal que comprobó el pago de dineros a funcionarios de la Registraduría para declarar electo a un candidato quemado, pero no se impartió condena alguna y hoy uno de los “financiadores” de ese chanchullo ostenta un importante cargo en el gobierno.

En 2014 al MIRA en la Registraduría le robaron tres curules del Senado que legítimamente había obtenido en las urnas y se las entregaron a otro partido. Solo este año la justicia reconoció el delito, le entregaron las credenciales al MIRA pero tampoco hubo condenas. El pasado 11 de Marzo hubo otro chanchullo al robarle tres credenciales del Senado al partido “Colombia Justa Libres”. Ya se las reconocieron pero tampoco ha sido condenado responsable alguno.

Como si fuera poco, la fundación Paz y Reconciliación acaba de denunciar con pruebas que en la Registraduría “para los comicios del 11 de marzo pasado se habrían cobrado hasta $2.500 millones de pesos por candidato para manipular el sorteo de jurados de votación, modificar los puestos asignados o colar jurados afines de un candidato en particular”.

Y ya se han escuchado algunas voces respetables advirtiendo que se está fraguando un fraude para los comicios presidenciales, a fin de favorecer al candidato del gobierno.

¿ Así las cosas, vale la pena votar ?. ¿ Se puede confiar en una Registraduría de la cual varias veces se ha comprobado que vende las credenciales ?

El cura guerrillero Camilo Torres dijo en 1965 que no se sometía a procesos electorales porque “en Colombia el que escruta elige”. 53 años después su frase sigue vigente.

——-