¿ SIRVEN PARA ALGO LOS ANTINUTRIENTES ? (POR JAIME FORERO GÓMEZ)

 

JAIME FORERO GÓMEZ

Por Jaime Forero Gómez

Un nutriente es una sustancia, elemento o compuesto químico contenido en los alimentos y necesario para el funcionamiento del organismo. El nutriente le da la energía al cuerpo en forma de calorías de acuerdo a la sustancia ingerida, sean carbohidratos, grasas o proteínas.

Los antinutrientes son compuestos que impiden la absorción de los nutrientes. Pueden ser naturales o sintéticos y están contenidos en diferentes alimentos, principalmente leguminosas (fríjol, garbanzo, lenteja, arveja, maní) y cereales. Los más conocidos son los fitatos y taninos.

Los fitatos se encuentran presentes en la envoltura (cáscara) de las legumbres, semillas y arroz. El exceso puede ser perjudicial al impedir la absorción de hierro, zinc, magnesio y calcio. Una forma de disminuir su cantidad es fermentando o dejando en remojo los alimentos que los contienen como los fríjoles.

Hay fitatos muy buenos como el inositol, excelente antioxidante, estimulante del sistema de defensa, anticancerígeno y anticolesterolémico. Los países que más consumen leguminosas ricas en fitatos tienen menos cáncer de colon, seno y próstata.

Los taninos son una variedad de fitoquímicos o polifenoles contenidos en las cáscaras de verduras y frutas como la uva, fresa, granadas y moras y bebidas como el té y el vino. Consumir taninos en exceso impide la absorción de proteínas y vitaminas del complejo B y desequilibra la flora probiótica intestinal con disminución de la cantidad de vitamina A disponible en el hígado.

Al igual que los fitatos, son antiinflamatorios excelentes y grandes “barrenderos” de los radicales libres producidos en el cuerpo durante las reacciones de oxidación. Por esto son también anticancerígenos, hipocolesterolémicos y previenen enfermedades cardiovasculares.

La industria alimentaria en su afán de vender más, publica en Internet información falsa desacreditando los alimentos ricos en antinutrientes refiriendo que no debemos consumirlos, situación falsa pues al comerlos en forma equilibrada previenen el cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

(Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com)

——-