Por Edgar Suárez Gutiérrez Nací, crecí y moriré en esta hermosa ciudad, por eso siento nostalgia al escribir esta columna. Mi ciudad Bucaramanga en otrora época se consideraba “el mejor vividero de Colombia” por sus condiciones de seguridad, organización, competitividad, comercio, amabilidad, buen clima, sin huecos, excelente transporte, relativamente barata, gran oferta educativa y de […]