Además de lo amargo que resulta ver una hora en la pantalla a una mediocre y detestable mujer como Amparo Grisales, que fracasó como cantante y ahora es juez de los cantantes, el autor de esta nota se adentra en la pobreza y el riesgo de fomentar  la cultura de la imitación Por Rafael Orduz […]