URGENTE : AVICULTORES ESTÁN ATENTANDO CONTRA LA VIDA DE LOS HABITANTES DE ZAPATOCA

EN ZAPATOCA LOS POLLOS Y GALLINAS CONSUMEN EL AGUA QUE DEBE SER PARA LOS HUMANOS

Los galpones avícolas que en forma indiscriminada y algunas veces por fuera de la ley se han venido instalando en el municipio de Zapatoca, están atentando en forma peligrosa contra la salud de sus habitantes, contra la naciente industria del turismo y contra la tranquilidad de la zona.

La captación masiva de aguas en las únicas fuentes hídricas que surten a la localidad para destinarlas a la avicultura y la desesperante presencia de moscos y malos olores en todas las viviendas urbanas generados por el montaje de estas granjas, no tienen ningún control de las autoridades y, por el contrario, parece que algunos funcionarios estuviesen cohonestando esos episodios.

Centenares de campesinos están perdiendo sus cosechas y a sus viviendas ya no llega el agua ni para cocinar, debido a que el precioso líquido, con permiso o sin él, está siendo desviado por los avicultores para atender sus galpones.

Algunos restaurantes están al borde de la quiebra dado que sus clientes han sido espantados por la escandalosa presencia de los insectos y por los malos olores que expelen las granjas avícolas.

Y SERÁ PEOR

La situación tiende a agravarse ante una inusitada pretensión de la empresa avícola Campollo S.A. que ahora intenta quedarse con las aguas de la quebrada Zapatoca, la cual surte a la mayoría de campesinos y habitantes de la zona.

Campollo ha solicitado licencia a la Corporación Autónoma de Santander –CAS- para quedarse con este caudal a efecto de alimentar a sus miles y miles de pollos y gallinas en los galpones ubicados en el predio las Puentes de la vereda las Flores.

La CAS, corporación responsable de la grave situación que afronta Zapatoca, está a punto de otorgar esta nueva concesión de aguas a Campollo sin que hasta el momento haya realizado alguna tarea de socialización o consulta con la comunidad afectada.

De acuerdo con la normatividad vigente, para las concesiones de aguas las entidades gubernamentales deben atender primero las necesidades de los seres humanos para su consumo, luego para la ganadería, posteriormente para el riego de plantas y por último para el uso agroindustrial como es el caso de Campollo.

Sin embargo, parece que en Zapatoca se da prioridad a los galpones avícolas, así sea necesario quitarle el agua a los seres humanos.

En esta localidad el agua es escasa, las fuentes hídricas son insuficientes y el contorno del municipio es de tipo calcáreo y seco.

Hasta el momento la Alcaldía de Zapatoca ha mantenido silencio frente a esta grave problemática que afecta a todos los habitantes de la región.

——-