¿ Y DE NUESTROS CONGRESISTAS… QUÉ ?

HÉCTOR GÓMEZ KABARIQ

Por Héctor Gómez Kabariq

Amplios espacios están dedicando en los últimos días los medios de información regionales a la integración de las “fórmulas” políticas que se presentarán en este departamento para las elecciones del año próximo al Congreso de la República.

Que fulano ahora irá a la Cámara con sutano al Senado, que mengano intentará cambiar de corporación, que el de más allá traicionará al de más acá, que este otro se convertirá en un tránsfuga, etc. Pero ninguno de esos espacios, (lo digo con el perdón de todos mis colegas), se está ocupando de lo más importante para la comunidad : qué han hecho esos personajes por Santander durante el tiempo que llevan ocupando escaños en los cargos de elección popular…

En términos generales todos sabemos que la actual bancada santandereana en el Congreso de la República, (tristemente), es una de las más opacas en cuanto a la gestión de obras de desarrollo para su comarca, salvo una que otra excepción.

Lejos estamos de las épocas en que nuestros congresistas se preocupaban más por la región que por su bienestar personal y familiar. Basta recordar a figuras de antes como Augusto Espinosa Valderrama, Rodolfo González García, José Manuel Arias Carrizosa, Ciro López Mendoza, Norberto Morales Ballesteros, Feisal Mustafá, Hernán Mota, Enrique Barco Guerrero, José Luis Mendoza Cárdenas, Rafael Serrano Prada, Consuelo Durán, Tito Rueda Guarín y Jorge Sedano González, para enfrentar sus tareas legislativas con las que han hecho nuestros congresistas de hoy, de cara al progreso de Santander. Claro, todos con virtudes y defectos, pero con trabajo legislativo sobresaliente.

Para resumir lo que le aportaron al departamento los ya nombrados habría que escribir varias cuartillas. En cambio para plasmar lo que han hecho los de hoy, con pocas líneas bastaría. Se salvan de los de hoy congresistas como Bernabé Celis, Mauricio Aguilar y Fredy Anaya, que además de debates de control político han gestionado recursos para obras en Santander, dígase lo que se diga de ellos. Sean o no de nuestros afectos.

Pero sería bueno saber qué han hecho por Santander, si es que han hecho algo, personajes como Horacio Serpa, Edgar Gómez, Jaime Durán, María Eugenia Triana, Ciro Fernández y Miguel Angel Pinto, entre otros. Muy importante sería que los medios, en lugar de dedicarse a “cuajar” alianzas, investigaran y publicaran con objetividad los balances de estos personajes.

De lo contrario, sin juicios de trabajo, el año entrante volveremos en Santander a unas elecciones de congresistas más movidas por la fuerza del dinero y por el poder de los gobernantes de turno que por la fuerza de la conciencia, como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos.