YIDIS MEDINA : JUGÓ FÚTBOL… DESEMPEÑÓ OFICIOS VARIOS… MANDÓ A LA CÁRCEL A TRES MINISTROS. ESTA ES SU HISTORIA

YIDIS Y DOS DE LOS MINISTROS QUE ENVIÓ A LA CÁRCEL: SABAS PRETELT Y DIEGO PALACIO

YIDIS Y DOS DE LOS MINISTROS QUE ENVIÓ A LA CÁRCEL: SABAS PRETELT Y DIEGO PALACIO

El periodista barramejo Alfredo Serrano Zabala conoció todo sobre la mujer que mandó al círculo inmediato del expresidente Alvaro Uribe a la cárcel, pero su texto nunca salió a la luz. Este es uno de los capítulos.

¿DE DÓNDE SALIÓ YIDIS MEDINA?

Antes de llegar Yidis al edificio que en Barrancabermeja maneja el poder,  donde funcionan la Alcaldía Municipal, El Concejo de la ciudad y la cárcel local, la joven barranqueña en sus años infantiles se dedicaba desprevenidamente a  jugar fútbol con sus vecinos  del barrio Miraflores, en donde quienes departían esas “recochas” conocieron el talante de la santandereana, que no se dejaba “perratear” -como dicen los lugareños- de ningún muchacho, así fuera mayor que ella.

A los pasillos del palacio municipal de su ciudad llegó a mediados de la década del 90 a realizar oficios varios, como repartir tintos y hacer mandados. Antes había sido reclutada por un contratista que en un programa conjunto con el ejército local conformó equipos en  escuadrones de 6 personas, entre mujeres y hombres, para pavimentar las polvorientas y ardientes calles de la sede de ECOPETROL.

Pronto, la exuberante mujer asimiló el liderazgo y talante que le permitirían moverse con propiedad en escenarios  competitivos y de “política” que supo “maniobrar” hasta  su paso por los salones del propio Palacio de Nariño.

DE JOVEN, CUANDO LA POLÍTICA NO LA HABÍA "TOCADO"

DE JOVEN, CUANDO LA POLÍTICA NO LA HABÍA “TOCADO”

Su señora madre, una  enfermera llamada Dayis Elena, se enamoró en el dinámico puerto al son de vallenatos, boleros y rancheras, de un mecánico de profesión, llamado simplemente Evert. La pareja con sus modestos salarios atinó a hacerse a un lote en los nacientes y crecientes barrios nororientales de Barrancabermeja, en asentamientos humanos que sirvieron de teatro para las  invasiones que ya ofrecían como “soluciones de vivienda digna” los  Horacio Serpa Uribe y su pléyade de seguidores del movimiento liberal FILA.

Yidis siempre se caracterizó por ser una líder natural, -expresa uno de sus conocidos- era una mujer que no dejaba aburrir a nadie. Allí comenzó a tener empatía con la comunidad.

MALA ESTUDIANTE, BUENA POLÍTICA

Terminó sus estudios de secundaria a finales de los 90 y luego de un sinnúmero de obstáculos se vinculó en Bucaramanga a las  Unidades Tecnológicas de Santander para realizar estudios superiores en calidad de tecnóloga. Pronto desertó y volvió a su natal Barrancabermeja donde se matriculó en la Universidad Cooperativa de Colombia, para estudiar derecho. Pero también abortó esa intención académica.

Ya siendo amiga de políticos, tocó las puertas del Partido Liberal, donde se relacionó con el concejal Pedro León Romero y pronto llegó a las toldas del legendario  senador Hugo Serrano Gómez, conocido como el “senador petrolero”.

“Tuvo la suerte  de iniciar su trabajo político con decenas de mujeres que barrían las calles de la ciudad, que vendían empanadas, refrescos y con  madres cabeza de hogar. Así ganó una curul en el concejo en 1995″, recuerda el ex secretario de gobierno Isaac Jiménez Vergara.

En el Concejo Municipal se le recuerda por su poca participación para formular proyectos de acuerdo, pero sí, por su habilidad para olfatear y colarse en coaliciones mayoritarias. Yidis en cierta ocasión, alterada porque el Presidente del Concejo de la época no la dejaba hablar, optó por golpear con un  micrófono a su compañero de labor.

RUMBO A LA CÁRCEL CONDENADA POR COHECHO

RUMBO A LA CÁRCEL CONDENADA POR COHECHO

Después de un fracaso electoral  en 1997, logró vincularse en el año 2000 con el entonces alcalde de Barrancabermeja, el carismático Elkin David Bueno Altahona con quien creó la discutidísima Cooperativa Integrar, con la que Yidis volvió a tener manejo sobre los recursos públicos, empresa que le costó líos judiciales a varios de sus integrantes y que incluso en el año 2.008, aún no habían sido resueltos.

A la Cooperativa Integrar, se vincularon cerca de 6 mil mujeres cabezas de hogar y “pimpineros” quienes entregaron dineros  con la esperanza de ser subsidiados con recursos públicos para la gestación de microempresas. Este potencial electoral de Yidis sedujo al congresista Iván Díaz Mateus, para llevarla como suplente en su lista hacia la Cámara de Representantes.

Luego del escándalo de la cooperativa donde se despilfarraron cerca de 2 mil millones de pesos, Yidis viaja a Italia para disfrutar unos días de vacaciones. “A su regreso, la estaba esperando la ‘palomita’ de reemplazar a Díaz Mateus en el Congreso. Sus allegados recuerdan que salió a pedir prestados tres millones de pesos para irse a Bogotá a comprar trajes elegantes. Aun así, se sintió relegada por sus compañeros y funcionarios del Gobierno”, recuerda el periodista barranqueño y amigo de infancia de Yidis Medina, Rosberg Perilla.

LOS “REGALOS” DE URIBE

Tras su paso por el Congreso y luego de haber decidido la suerte de la reelección en favor de Alvaro Uribe Vélez, Yidis regresó a Barranca y en el puerto comenzó a trascender que a ella le habían entregado por su voto el manejo de la Clínica Primero de Mayo, del Seguro Social, del Sena Regional, la Notaría Segunda, la Red de Solidaridad y Etesa en Bucaramanga.

"EN EL BAÑO DEL PALACIO SE ME ARRODILLÓ Y ME PIDIÓ QUE APROBARA SU REELECCIÓN", DIJO YIDIS DE URIBE

“EN EL BAÑO DEL PALACIO SE ME ARRODILLÓ Y ME PIDIÓ QUE APROBARA SU REELECCIÓN”, DIJO YIDIS DE URIBE

Yidis reveló en la indagatoria ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que a varias de esas fichas, les exigió un porcentaje de su sueldo para sostener el movimiento político y les obligó a firmar una carta de renuncia abierta, sin fecha y una letra de cambio firmada en blanco, para utilizarla si alguno incumplía los acuerdos pactados.

En las siguientes elecciones Yidis perdió su trabajo como quiera que apoyaba a sus amigos Pedro Flórez Olivares a la Alcaldía de Barranca y a José Agustín Quecho a la Asamblea de Santander. Ambos se ‘quemaron’.

Yidis se crió en medio de combatientes del Frente Urbano de Resistencia Yariguíes “Fury”, (guerrilla del Ejército de Liberación Nacional -ELN-), de la guerrilla de las FARC y de militantes del Ejército Popular de Liberación, -EPL-, todos grupos al margen de la ley, apoderados de la barriada nororiental del Puerto Petrolero.

Medina se levanta en medio de las revueltas sociales producidas por los recalcitrantes militantes del sindicato obrero de los trabajadores de ECOPETROL, la Unión Sindical Obrera, -USO- quienes para la  época paralizaban a Barrancabermeja con sus constantes paros cuyas consecuencias fueron famosas en Colombia hasta mediados de la década del 80.

EN MEDIO DE SU ESCÁNDALO, POSÓ DESNUDA PARA LA REVISTA SOHO

EN MEDIO DE SU ESCÁNDALO, POSÓ DESNUDA PARA LA REVISTA SOHO

Se acostumbró también a las mañas de los mal llamados “dirigentes políticos” liberales, conservadores, de izquierda y de derecha, quienes en prácticas horrorosas en el ejercicio de la política le enseñaron como aspectos “normales” las anormalidades corruptas de sus costumbres, en un municipio con arcas económicas boyantes, producto de las regalías petroleras que genera la refinería más importante de Colombia enclavada en la ciudad natal de Medina.

Yidis aprendió de sus “profesores” políticos,  a atender no solamente requerimientos de los grupos guerrilleros que azotaban la región mientras hurtaban las arcas del privilegiado puerto, sino que posteriormente vería cómo también se negociaba con las AUC, mientras se seguía puliendo en el arte de realizar los llamados “acuerdos políticos”.

Yidis Medina sin lugar a dudas es una exponente no sólo de la clase política barranqueña, sino fiel reflejo de la clase política colombiana.

Yidis se amamanta de las “virtudes” de la política regional y aprende allí los comportamientos que años después la llevarían a pasearse por los pasillos del  Congreso de la República y del Palacio Presidencial, con los resultados que hoy todos conocemos.

——-