Por Héctor Gómez Kabariq Hace un año, por estas calendas, en una de mis ocasionales visitas a Bucaramanga, algunos amigos me preguntaron si después de un lustro de estar radicado en mi pueblo, Zapatoca, ya me había contagiado de la tacañería que desde tiempos ancestrales se atribuye a los nativos de la «ciudad del clima […]